• |
  • |
  • END
CHINANDEGA
Con herida de bala en el pómulo izquierdo resultó el adolescente Jaime Wilfredo Miranda Gómez, “El Yoyo”, de 16 años, habitante del Reparto Wells, de Chichigalpa, al ser repelido por el vigilante Rigoberto González Gutiérrez, de 65 años, quien se encuentra detenido en las celdas preventivas de ese municipio.

El capitán Benito Romero, segundo jefe de la Policía de Chichigalpa, informó a EL NUEVO DIARIO que el chavalo escaló la tapia de la vivienda de Eleuteria de los Ángeles Luna Duarte, en el Barrio San Antonio, por lo que el celador le advirtió que cesara la acción, pero éste desobedeció.

“El vigilante encendió una linterna y le dijo al adolescente que bajara cuando intentaba entrar al solar de la casa de Doña Eleuteria de los Ángeles. Miranda Gómez amenazó al celador, quien hizo tres disparos preventivos con un revólver calibre 38, pero ante la actitud amenazante del jovencito volvió a disparar y el cuarto proyectil le impactó en el pómulo izquierdo”, dijo el oficial.

El jefe policial aseguró que doña Eleuteria denunció que es la cuarta ocasión que “El Yoyo” intenta robar en su propiedad. Añadió que Jaime Wilfredo fue socorrido por Ana Mercedes Solís Romero, de 25 años, quien lo trasladó hacia el centro de salud de Chichigalpa.

Enseguida el muchacho fue remitido al Hospital España de Chinandega y al Hospital Escuela “Óscar Danilo Rosales”, de León, donde será valorado por un especialista máxilo facial.

Romero afirmó que “El Yoyo” tiene antecedentes por robo y actúa junto a sus compinches “El Plátano” y “El Pelo”, quienes son buscados por efectivos policiales.

Padre preso por droga
Se conoció que Jaime Miranda, progenitor de “El Yoyo”, guarda prisión en el Sistema Penitenciario de Chinandega, presuntamente por el delito de tenencia de droga.

Ana Ruth Gómez Rivera, madre del adolescente, expresó que desconoce las circunstancias en que fue baleado su hijo, quien de acuerdo con el forense, Róger Pereira Umaña, podría sufrir complicaciones de salud, porque la bala no tiene orificio de salida. Mientras tanto, el celador será remitido a la Fiscalía de Chichigalpa por el delito de lesiones.