• |
  • |
  • END

El dictamen que emita el Instituto de Medicina Legal determinará cuál fue la causa de la muerte del pequeño Denis Camilo Espinoza Obando, de 18 meses, ayer por la tarde.

El pequeño ingresó en brazos de su padre, Elis Camilo Espinoza, al Hospital “Fernando Vélez Paiz”, en estado cianótico, es decir, con coloración morada en la piel, a causa de la falta de oxígeno, y sin signos vitales.

El doctor Noel Larios, subdirector médico del hospital en mención, manifestó que aunque al pequeño se le realizó reanimación avanzada, no hubo respuesta, ya que estaba muerto. El cuerpo del menor desprendía un fuerte olor a ajo, según un dictamen preliminar que fue remitido al IML.

Según dijo Elis Camilo, cuando se trasladaron desde el municipio de Ciudad Sandino, Denis tenía 20 minutos de estar inconsciente. “El papá del niño declaró que por la mañana el niño sufrió fiebre y náuseas, y después comenzó a sentirse peor, por lo que decidieron trasladarlo al hospital”, comentó el doctor Larios.

Por su parte el subcomisionado Carlos Espinoza, jefe de Auxilio Judicial de la Primera Delegación de Policía, manifestó que se realizan investigaciones en el caso, para saber qué provocó la muerte del pequeño.

“Nos informaron del caso… una policía se dirigió al hospital a realizar las averiguaciones. Se va a esperar el resultado del examen del Instituto de Medicina Legal”, aseguró el subcomisionado Espinoza.

Cabe señalar que el olor a ajo podría indicar que los familiares usaron dicho producto para preparar un remedio natural que según la tradición combate la fiebre, aunque hubo algunos vecinos que opinaron que quizá el pequeño inocentemente tragó algunos “dientes” al encontrarlos en el suelo, lo que le pudo provocar asfixia.