•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Revuelo y preocupación reinan entre los moradores del barrio “Jaime Úbeda”, ante la posibilidad de que el cadáver de una mujer encontrado el martes en un desagüe en Las Canoas, kilómetro 45 de la carretera Managua-Boaco, sea el de la abogada y notaria pública Marbellí del Carmen Díaz Sancho, de 34 años.

Los vecinos, quienes declinaron revelar sus identidades por medidas de seguridad, señalan que Díaz desapareció hace ocho días, era originaria de Matagalpa y supuestamente tenía pocos meses de residir en el barrio esteliano.

“Ella era poco conocida entre el gremio de abogados y notarios, ya que aparentemente no litigaba en la parte Penal sino en lo Civil”, comentó uno de los entrevistados.

Trauma severo

El cadáver fue encontrado en estado de descomposición y dentro de dos sacos de nylon, llenos de piedras y atados a una varilla de metal, para que el cuerpo no saliera a flote y quedara enterrado en el fango del desagüe.

Se conoció extraoficialmente que la dama murió por un trauma craneal severo, además presentaba fractura en la mandíbula, causados con un objeto contuso.

Se consultó en Relaciones Públicas de la Policía Nacional en Plaza El Sol y dijeron que hasta el momento ningún familiar había acudido a identificar a la víctima.

“Estamos en el proceso investigativo y hasta que las investigaciones concluyan se darán a conocer los resultados mediante conferencia de prensa”, dijo el comisionado César Cuadra, II jefe de la oficina de Divulgación.

Declinan

“Las características que dieron las autoridades coinciden con el físico de la profesional del Derecho, hasta el tiempo que ella tiene de desaparecida”, dijo otro de los moradores.

El Nuevo Diario consultó también al comisionado José Ernesto Castro Gutiérrez, portavoz de la Policía esteliana, quien declinó brindar información al respecto, argumentando que las investigaciones están a cargo de los detectives de Managua y que además los hechos no ocurrieron en este departamento.

Sin embargo, fue notoria la presencia de los detectives e investigadores de la Dirección de Auxilio Judicial y de Inteligencia Policial de Managua en la delegación de Estelí, quienes se movilizaron por toda la ciudad y entraban y salían sigilosamente de las oficinas policiales.

Las informaciones preliminares de que pudiera ser el cuerpo de la citada jurista han causado preocupación y tensión no solo a nivel del gremio, sino entre las autoridades judiciales, según comentarios y preguntas que formularon jueces y fiscales a periodistas, en un intento de profundizar sobre este hecho lamentable, y al cual sumaron sus voces de condena.

Aunque bajo la condición de no revelar sus identidades hubo abogados que inclusive señalaron que esta muerte por las características y saña utilizada tiene ribetes de violencia sexual e intrafamiliar.

La abogada desaparecida tiene un hijo de 13 años, los familiares no quisieron referirse al caso, solo se conoció que ella es hija de un guatemalteco.

 

El descubrimiento del cadáver ha conmocionado a todo el país, mientras que en Estelí sobran las especulaciones.