• |
  • |
  • END

CARAZO
Esquivar un microbús de la ruta Jinotepe-Managua, de los conocidos como “intermortales”, por la temeridad de sus conductores, casi le cuesta la vida a Iveth Fernández Cruz, quien fue a parar con su camioneta, volcada, a una hondonada de más de tres metros de profundidad.

El hecho se registró la mañana del martes, en la carretera Jinotepe-San Marcos, en el kilómetro 33, cuando la camioneta Toyota, verde, se salió de la vía y se volcó, según información corroborada por la Policía Nacional, después de que su conductora tratara de esquivar el microbús que viajaba a exceso de velocidad y aventajaba en curva.

La señora Fernández Cruz, conductora del vehículo volcado, afortunadamente sólo resultó con heridas leves, al igual que su acompañante, de identidad desconocida.

Al lugar se presentaron paramédicos del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Carazo, pero no fue necesario trasladar a nadie a un centro asistencial.

Tanto agentes de Tránsito como testigos del accidente aseveraron a EL NUEVO DIARIO que es común observar a exceso de velocidad los conductores de los microbuses, de manera irresponsable, porque ponen en peligro las vidas de los pasajeros y del resto de conductores que marchan sobre la vía.

Catalino Pérez Ugarte, uno de los testigos del hecho, lamentó no haber podido anotar el número de placas del microbús, que se alejó del sector igual como había aparecido, a toda velocidad.