•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Se presume que un cortocircuito fue lo que originó ayer por la mañana el conato de incendio en las bodegas de “Comercial Paula”, propiedad de Paula del Carmen González Hernández. Este almacenamiento está ubicado en el barrio San Luis: del edificio Armando Guido, tres cuadras al sur.

El incidente tuvo lugar a eso de las 9:40 a.m., cuando los vecinos sintieron el olor a hule quemado y se dieron a la tarea de tirar agua por el techo hacia adentro del local, mientras llegaban las unidades de bomberos.

“Parece que fue un cortocircuito, porque primero se estaba quemando el cielo raso, que es de poroplast, y después las chispas caían en la mercadería, que es de plástico, entre ellas sillas y trastes en general. Entonces corrimos a levantar el zinc liso de los costados, para tirar agua y evitar una desgracia mayor”, dijo Jerónima Cano, que habita en la casa contigua a la bodega.

“Gracias a Dios, la tapia de la bodega es más alta que la de mi casa, sino hubiera tomado fuego los cuartones de madera que sostienen el techo”, dijo Reynaldo Aguilar.