•   SIUNA, RACN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Griselda Sevilla Pérez, de 18 años y con cuatro meses de embarazo, fue decapitada en una zona rural de Siuna, en la Región Autónoma del Caribe Norte, informó el comisionado Rolando Canales, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial del Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú.

Precisó que el atroz crimen se produjo en la comunidad Ocote 2, sector Santa Teresa, ubicado 40 kilómetros al oeste de la vía Siuna-Waslala.

“Nos presentamos al lugar y conocimos que la joven salió de su casa rumbo a la vivienda de su vecina Bernarda Chavarría Cano, de 35 años, y después nadie supo de ella… Le propinaron un machetazo, nosotros estamos tras la pista de los responsables del hecho. En su momento detuvimos a su cónyuge, pero no encontramos indicios de responsabilidad (…) seguimos las investigaciones”, comentó el comisionado.

Asimismo, Canales explicó que provisionalmente el crimen fue tipificado como asesinato, pues no tienen certeza del autor o de los presuntos autores.

Arma filosa

El especialista forense Richard Larios Navarrete valoró a la víctima y dijo que no encontró indicios de violencia sexual, pero sí tenía una importante lesión única: fue una decapitación parcial que iniciaba en el lado derecho del cuello y finalizaba en el lado izquierdo.

“Lo que unía el cuello con el tórax era una pequeña parte de piel. Según las características, fue un solo corte, propinado por un arma blanca bien afilada, porque fue capaz de seccionar todas la estructuras importantes del cuello a ese nivel”, detalló Larios Navarrete.

La capitana Reyna Flores, jefa de la Comisaría de la Mujer, de la delegación policial del Triángulo Minero, informó que de enero a agosto pasados han atendido 552 denuncias, de las cuales 133 fueron por violencia intrafamiliar, 112 por violencia sexual, 125 por delitos contra la integridad física, 14 contra la propiedad, 167 contra la libertad de actuar y 1 falta penal.

“Lo más relevante en estas estadísticas son los dos femicidios en lo que va del año, dos femicidios frustrados, 20 delitos de violación sexual, 2 violaciones frustradas, 7 tentativas de violación, 25 violaciones a menores de 14 años y 22 violaciones a agravadas. El resto son los delitos que corresponden a lesiones leves”, detalló.

 

5 mujeres han sido ultimadas, según las estadísticas de la Delegación Policial del Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú.

 

2 casos han sido tipificados como femicidios.