•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Si aparezco muerta, me encontrarán en Las Banderas”, fue el mensaje de texto que le envió a su hermana la abogada Marbelly del Carmen Díaz Sancho, quien tenía 34 años cuando fue asesinada y su cuerpo lanzado a un desagüe en el kilómetro 45 carretera a Boaco, y encontrado hasta el 2 de septiembre del corriente año.

Lo anterior se desprende del intercambio de pruebas que presentó el Ministerio Público ante el Juzgado Penal de Audiencia, donde la titular Victoria López le mantuvo la prisión preventiva al acusado de femicidio, Samuel Pravia Cisneros, de 27 años.

En otro mensaje de texto la víctima expresó: “Estoy con el dueño de una empresa donde cargan piedras en Las Banderas, bueno aún estoy esperando que me venga a traer. Estoy tomándome unas cervecitas, estoy sola”, es el testimonio que dará Esther Díaz Sancho, hermana de la víctima, el próximo 18 de noviembre en el juicio oral y público.

Sin embargo, en la relación de hechos que dio a conocer la Fiscalía, se señala que Pravia Cisneros estaba en período de prueba (tres meses) como vigilante en la empresa de piedras canteras, pero que desde el 2011 sostenía una relación extramarital con la litigante, quien dejó tres hijos en la orfandad.

Infidelidad

En las investigaciones policiales salió a relucir que la abogada y su esposo, el pastor evangélico Juan Salvador Reyes Hernández, tenían problemas maritales debido a infidelidades de ambos.

“Nunca me enteré de que ella fuera golpeada por su esposo, pero sí que tenían problemas por infidelidades de los dos. Ella se quería separar, pero él (Reyes) insistía en mantener la relación”, es el testimonio de una adolescente, hermana de la víctima y que la Fiscalía propuso para el juicio.

La víctima le había comentado a una de sus parientes, que había conocido a un mecánico en Matagalpa y que era su novio, este después se cambió de trabajo y vivía en Tipitapa. Los familiares señalaron que las características que dio la víctima acerca del novio coinciden con las del acusado, quien supuestamente la amenazaba de muerte.

“Si no vas a ser mía, no vas a ser de nadie”, fue el mensaje que la abogada le mostró a una familiar, que supuestamente le había enviado Pravia Cisneros.

Pruebas

Pravia Cisneros guardó silencio durante la audiencia, tampoco quiso referirse al caso al ser entrevistado, pero en los elementos de prueba la Fiscalía propuso a un testigo con quien supuestamente el acusado intercambió el teléfono de la víctima.

Además, la familia doliente recibió el 30 de agosto un mensaje del celular de la abogada, donde les manifestaba que estaba “feliz y viajando hacia Guatemala con el amor de mi vida”.

 

El 18 de noviembre se realizará el juicio oral y público por el delito de femicidio.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus