• |
  • |
  • END

SÉBACO, MATAGALPA
Una peligrosa banda de asaltantes, compuesta por cinco elementos, entre ellos dos vigilantes, que estaba sembrando el terror en el municipio de Sébaco fue desarticulada completamente por miembros de la Policía Nacional que atraparon a sus miembros cuando se preparaban para dejar sin pago a 300 trabajadores de la empresa constructora ENIC.

La agrupación estaba integrada mayoritariamente por sujetos que habitan en la ciudad de Sébaco y que durante la noche salían a cometer sus fechorías, aseguró el jefe de la Policía del municipio, comisionado Simeón Ñurinda, quien agregó que los antisociales cayeron como “mansas palomas”, cuando pretendían robar 559 mil córdobas.

Confusión los expuso
El jefe policial dijo que el administrador de la empresa le pidió apoyo policial para resguardar el lugar donde estaba el dinero, pero la mayoría del personal no se dio cuenta de esta petición, por lo que los delincuentes, pesando que sólo estaba el vigilante, se presentaron a robar el botín.

A la una y media de la madrugada, los cinco elementos ingresaron a las instalaciones de ENIC con intenciones de tomar por sorpresa al vigilante, pero los sorprendidos fueron ellos, al encontrarse con varios policías que rápidamente los pusieron “fuera de combate”, ya que los cinco antisociales a pesar de ir armados con un fusil Ak, un revólver 38 y cuchillo, no tuvieron tiempo de reaccionar.

Ñurinda aseguró que tres de los atracadores estaban bien informados de la cantidad de dinero que había llegado a la oficina de ENIC, porque dos vigilantes de la empresa ESPAVY S.A. les habían suministrado toda la información para que no fallaran en el asalto. No obstante, nada pudieron hacer, porque la Policía venía dándole seguimiento a esta banda, pues investigaba una serie de asaltos que se había registrado en el municipio de Sébaco, principalmente a camiones repartidores, por lo que ya tenían ubicados a los miembros de dicha agrupación, por medio de los órganos de inteligencia, hasta que se logró atrapar a los sujetos “con las manos en la masa”, aseguró el jefe policial.

Los integrantes de la supuesta banda de asaltantes son Cástulo Javier Ruiz Mejía, de 35 años; Rolando Antonio Ruiz Mejía, de 21; Luis Bayardo García Orozco, de 30; Juan Alberto Tinoco Mendoza, de 47, y Roberto Francisco Salgado Salgado. Estos dos últimos trabajan como vigilantes de la empresa ESPAVY S.A., y ya pasaron a la orden del Ministerio Público.

La Policía les ocupó un fusil Ak, un revólver calibre 38, municiones para fusil Ak, un revólver calibre 38, un cuchillo, un desarmador, un mecate, dos medias para mujer que utilizaban para cubrirse el rostro, un mecate para amarrar a sus víctimas, dos celulares, una “pata de chancho” y una motocicleta que utilizaban para movilizarse y cometer sus fechorías, finalizó el jefe policial.

Por su parte, el fiscal Omar Jarquín señaló que los cinco supuestos miembros de la banda de asaltantes serán procesados por una serie de delitos que se les acumulan, finalizó.