•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“El ciudadano debe ir a Asuntos Internos de la Policía, esa es la instancia correspondiente para evitar cualquier manipulación o favoritismo, para que haya transparencia en el caso”, manifestó el suboficial Bismarck Rivera, jefe de Secretaría del Distrito V de Policía, tres de cuyos oficiales fueron denunciados ayer por un ciudadano que alega que lo golpearon con un bate para obligarlo a confesar.

El denunciante es Javier Antonio Hernández, de 45 años, quien se gana la vida como guarda de seguridad de una empresa privada en Villa Barcelona, donde supuestamente ocurrió el robo de unos ‘brakers’, en Las Colinas.

Hernández apuntó en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, que lo citaron para una entrevista, pero fue encarcelado ilegalmente desde el jueves 9 de octubre hasta el domingo a las 10:30 a.m., cuando lo sacaron para decirle que tenían un video donde supuestamente aparecía.

Que la verdad salga a luz

Como Hernández alegó que no era él, una mujer policía le dio una bofetada, luego un capitán le dijo: “¡Ah, no querés hablar!” y lo golpeó con un bate de aluminio en la parte trasera de las piernas y espalda, derribándolo. Minutos después fue excarcelado y entregado a su madre.

Jafet Paniagua, del Departamento de Denuncia del Cenidh, indicó que le brindarán acompañamiento legal a Hernández para que “recurra a las instancias correspondientes para hacer valer sus derechos, se defienda, se investigue, se haga justicia y la verdad salga a luz”; además, verificarán si hubo o no agresión y/o violación de derechos humanos del ciudadano.