José María Centeno
  •  |
  •  |
  • END

EL RAMA

14 meses después de haberle quitado la vida de forma atroz a un niño de seis años, fue capturado por la Policía Nacional el sujeto Wilber Antonio López Dávila, de 26 años.

La detención de López Dávila fue efectiva a las seis de la mañana del 22 de los corrientes, en el municipio de Paiwas, Región Autónoma del Atlántico Sur, y en las próximas horas será acusado por la Fiscalía por el horrendo crimen que tuvo por víctima al pequeño William José Villalta Masís.

Según la denuncia, minutos antes del hecho, el sospechoso sostenía una discusión con otro hombre, y ambos estaban en estado de ebriedad. La criatura pasaba por el lugar donde se escenificaba la riña y coincidió con el momento en que el ahora detenido descargaba machetazos sobre su rival.

William José aparentemente en su inocencia se interpuso entre los dos hombres ebrios y recibió un machetazo en la cabeza, mismo que le dejó expuesta la masa encefálica.

El expediente que tiene en su poder la Policía indica que el crimen ocurrió el 19 de septiembre de 2007, en el poblado de La Esperanza, a ocho kilómetros de Ciudad Rama, y desde ese momento Wilber Antonio se dio a la fuga.

El hoy reo fue entregado por la Policía de Paiwas a la Policía de El Rama, en cuyas celdas preventivas guarda prisión ahora.

El comisionado mayor Tomás Enrique Bárcenas Zapata, jefe de la delegación policial en El Rama, expresó que el detenido ya fue puesto a la orden del Ministerio Público para que este organismo lo acuse ante el judicial correspondiente.

Los padres del niño, al igual que muchos pobladores que conocieron de los hechos, agradecieron a la Policía Nacional por la captura de este individuo y piden a las autoridades correspondientes sea castigado conforme a las leyes, aunque la vida de un niño o de cualquier persona jamás se repone, expresan adoloridos.