•  |
  •  |
  • END

ESTELÍ

De un momento a otro la Policía de Estelí logrará la captura de Óscar José Miranda Rodríguez, señalado como el autor de la puñalada que privó de la existencia a Douglas Uriel Mendoza Valdivia, de 24 años, en una riña tumultuaria que tuvo por denominador común el estado de ebriedad de todos los involucrados.

El cuerpo de Mendoza Valdivia presentaba una profunda puñalada que le afectó el corazón y le quitó la vida en segundos.

En el hecho también resultaron lesionados Rubén Alberto Moreno López y Noé Alberto Blandón, según un informe dado a conocer por la Policía.

En la escena, la Policía incautó la ropa de la víctima y cuatro cervezas que portaba en los bolsillos del pantalón, ya que a eso de las cuatro de la madrugada del domingo había ido a comprarlas a un establecimiento, cuando fue interceptado por sus agresores.

El teniente David Lazo Valle, portavoz de la Policía esteliana, dio a conocer que el hecho fue tipificado como homicidio y que el mismo ocurrió en el Barrio “Omar Torrijos”, donde residía el afectado, que murió de forma instantánea al recibir la estocada en la región torácica, por lo que pese a que los vecinos del lugar lo trasladaron al hospital de inmediato, falleció.

El portavoz policial confirmó que el muchacho, de oficio albañil, murió en una trifulca donde también se vieron involucrados Uber Stanley Molina Torres, Sahid Orlando Moreno Cárcamo, Norlan José Torres Rivas y Arnoldo José Rodríguez Cruz, quienes fueron detenidos y son investigados.

La Policía esteliana allanó la casa de Óscar José Miranda Rodríguez y aunque no encontró el arma homicida, incautó un radiocomunicador portátil de dudosa procedencia, mismo que estaba en poder de Óscar Miranda Sevilla, padre del acusado, quien años atrás formó parte de la vigilancia comunitaria que apoyaba a las autoridades en los barrios afectados por la delincuencia.

Hasta el momento, las autoridades cuentan con suficientes pistas para dar con el paradero del supuesto hechor.

María Eugenia Mendoza, madre del joven fallecido y de otros cinco vástagos, sumamente agobiada por la tragedia apenas logró darnos la autorización para tomar una fotografía con una señal moviendo la cabeza.

De acuerdo con testigos entrevistados por la Policía, casi a las cuatro de la madrugada de este domingo Dou-glas Uriel decidió ir a comprar una comida ligera y las cervezas a un establecimiento ubicado cerca de una estación gasolinera y fue en ese momento que sus verdugos se ensañaron contra él.

El muchacho fue sepultado este lunes en horas de la mañana en el cementerio municipal San Francisco de Asís.