•  |
  •  |
  • END

Aparentemente la banda de “Los Piñeros”, que ejecutó un atraco que dejó pérdidas por el orden de los 424 mil 400 córdobas para la familia Loáisiga-Rivas, estudió muy bien a sus víctimas, porque el día que llegaron a asaltar la vivienda armados con escopetas de juguete, lo primero que preguntaron fue: ¿dónde está la caja fuerte?
La acusación que la fiscal Matilde Villanueva presentó ayer en el Juzgado Tercero Penal de Audiencias revela que el robo agravado ocurrió la madrugada del 16 de noviembre, cuando don Homero Loáisiga, su esposa y el resto de su familia dormían en su vivienda, ubicada del Club Los Chocoyos, 400 metros al norte, en Ticuantepe.

El escrito acusatorio revela que los cinco asaltantes entraron a la vivienda forzando una ventana, iban armados con armas reales y con escopetas de juguete plateadas con negro.

“¡No se muevan, porque esto es un asalto!”, gritaron al entrar al dormitorio de los dueños de casa, a quienes preguntaron dónde estaba la caja fuerte, pero como les respondieron que no tenían, sustrajeron 8,600 dólares que guardaban en el cuarto. Luego tomaron 50 mil córdobas que estaban en un bolso sobre una mesa de noche y ataron a la pareja de pies y manos con pañoletas y cordones de zapatos.

También ataron al resto de la familia, a la doméstica y al jardinero, para luego cargar con un televisor valorado en doce mil córdobas, joyas, dos computadoras, tres teléfonos celulares y una pistola. Asimismo, robaron objetos que estaban en una camioneta Toyota Hilux, café, placas M034656. En ese mismo vehículo huyeron del lugar, pero no por mucho tiempo, porque la Policía los arrestó bajo el cargo de robo agravado de 10,120 dólares en artículos, 8,600 dólares y 50 mil córdobas en efectivo.

El comisionado Sergio Gutiérrez, jefe de la Estación Cinco de Policía, dijo que “Los Piñeros”, desde hace varios meses venían robando en Ticuantepe, Nindirí y la comunidad de Veracruz.

La banda de “Los Piñeros” realizaba la mayoría de sus robos entre la una y las tres de la madrugada, subrayó el comisionado Gutiérrez. Aunque ayer sólo fue presentada una acusación en contra de este grupo, las autoridades policiales están documentando al menos otras siete acusaciones por robo con intimidación.

De acuerdo con las investigaciones hechas por la Policía el cabecilla de la banda de asaltantes, que en su totalidad son habitantes de Ticuantepe, es Roberto Muñoz, de 29 años, quien ha sido reconocido por sus víctimas en cinco robos.

Completan la lista de supuestos asaltantes José Chavarría, de 36 años; Carlos Calero, de 25; Eddy Gutiérrez, de 26, y Rodolfo González, de 27 años.