Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

JINOTEGA

Con pocos días de diferencia desde el último feminicidio, otra mujer fue asesinada en Jinotega. Esta vez la víctima fue la joven Daysi Raquel Dávila, de 18 años, quien fue ultimada de un balazo en su propia casa, en horas no precisas, según informó la Policía Nacional de Jinotega.

El crimen ocurrió el domingo 23 de noviembre, en la Comarca El Cedro, municipio de El Cua, departamento de Jinotega, cuando un sujeto identificado como Marvin Hernández, de 22 años, presuntamente llegó en estado de ebriedad hasta la vivienda de la joven, armado, para insultarla y reclamarle “asuntos de mujeres”.

Según la vocera de la Policía, subcomisionada Junieth Cano Valle, el cuerpo de la muchacha fue encontrado tendido en el patio de la casa por algunos vecinos, quienes dicen no saber las causas del crimen y aducen que inicialmente se pensó que ella había fallecido producto de alguna caída.

Sin embargo, en las investigaciones la Policía determinó que el crimen se produjo por una reyerta entre la víctima y Angélica del Carmen Castro López, cónyuge del presunto autor, quien al enterarse de lo sucedido decidió tomar muy a pecho el pleito y reclamarle a la víctima el por qué insultaba a su mujer y fue más allá porque decidió ultimarla de un balazo.

También se comprobó que el arma homicida fue un revólver calibre 9 milímetros, propiedad de Pablo Castro, cuñado del presunto autor, quien todavía no ha sido capturado por la Policía.

Cabe señalar que la semana pasada, una enferma mental de 60 años fue encontrada muerta, flotando en un río y con las manos y el cuello atados con una cuerda. De este crimen aún se desconocen la identidad del autor y el móvil.