•   Ocotal, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El comisionado Pablo Ardón, vocero policial en Nueva Segovia, dijo que se ha iniciado un proceso de investigación para determinar las causas y las responsabilidades de la trifulca que dejó a hinchas y policías heridos, lo que obligó a suspender el juego decisorio por el campeonato de la Liga Municipal de Futbol.

“Vamos a revisar los vídeos donde se identifica a las personas que se agredieron y que también agredieron a los policías, para imputar delitos”, indicó Ardón.

El vocero policial dijo que los “bochincheros” andaban con armas artesanales y además armas blancas como cuchillos y machetes, lo cual fue evidente en uno de los vídeos de un canal local, que capta la trifulca en la gradería norte, donde se suscitó la riña.

DETENCIONES

De los actos violentos, hasta ayer solo había un detenido, como sospechoso de ser uno de los iniciadores de la reyerta sangrienta.

Ardón confirmó que los “bochincheros” entraron al estadio bajo efectos etílicos y continuaron el consumo dentro del Estadio "Roy Fernández Bermúdez". "Es posible que hayan fallado las medidas de control sobre la venta de licor", admitió.

Pero en su opinión, lo que prevaleció fueron las rivalidades entre grupos de fanáticos afines a los equipos participantes.

Protagonistas

Joel Antonio Vanegas, presidente de la Federación Municipal de Futbol de Ocotal, señala que los protagonistas de la trifulca fueron jóvenes de las zonas 1 y 3 del populoso barrio “Sandino”, que mantienen viejas rivalidades. “Pero fueron personas que llegaron e invadieron nuestra fiesta deportiva", lamentó.

Era el juego número 25 y la final del torneo que se disputaban El Galaxi, del barrio “Sandino” y El Deportivo, del barrio “Zamora”, el cual fue suspendido –en empate– al minuto 23 del tiempo complementario.

"Entre los equipos vamos a valorar y a decidir de qué manera se puede terminar, jugando los 22 minutos restantes o decidiéndolo incluso por penales", comentó.

Vanegas dijo que las rivalidades entre jóvenes en Ocotal es un problema social en cuya solución deben participar todas las instituciones gubernamentales y las federaciones deportivas.

"Entre jugadores hemos hecho una campaña de acercar a estos jóvenes para sacarlos de los malos pasos e incorporarlos a la sociedad, utilizando (como medio) el futbol", anotó.

Vanegas lamentó que entre las personas agredidas esté el atleta de la Federación, José Salvador Ponce, quien estaba como fanático en las graderías y resultó con fractura en una de sus rodillas, lo que afectaría su desempeño dentro del futbol.

 

55 equipos participan en la liga municipal de futbol.