•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Faubricio Horacio Valenzuela Gutiérrez, de 22 años, admitió este martes ante la titular del Juzgado Local de San Juan del Sur, haberle propinado un puntapié a un niño de 18 meses, también pidió perdón a los progenitores del menor y al pueblo sanjuaneño.

Valenzuela fue acusado por la Fiscalía por los delitos de exposición de personas al peligro, lesiones físicas y psicológicas en perjuicio del menor Juan Carlos Herrera Pizarro, a quien según la acusación, lo encontró en una calle del barrio “Pedro Joaquín Chamorro”, y de manera inesperada le propinó el puntapié.

Al admitir los hechos, inició el debate de pena, el abogado acusador Alejandro González pidió la pena máxima de tres años por exposición de personas al peligro, y dos más por las lesiones físicas y psicológicas, e igual petición formuló la representante del Ministerio Público.

La defensa solicitó la pena mínima de 18 meses de cárcel, aduciendo que su cliente había admitido los hechos, y que tampoco tenía antecedentes penales, y hasta rechazó la figura de exposición de personas al peligro “porque él no estaba a cargo del cuido del niño, ni era el que lo tenía en la calle”, explicó.

La lectura de la sentencia será el próximo martes 25 de noviembre. Valenzuela reveló a El Nuevo Diario que el 26 de octubre, día de los hechos, andaba en estado de ebriedad, y que no recuerda nada.

“Todo esto fue producto del licor y estoy totalmente arrepentido. Le pido perdón al niño, a su mamá, a toda la familia y al pueblo de San Juan del Sur. Fue un error grande, yo andaba tomando desde la una de la tarde y no me acuerdo del todo”, alegó el acusado.