• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Pese a que la Policía Nacional ha hecho un despliegue significativo de oficiales en todo el país para brindar seguridad a la ciudadanía, sobre todo en esta época de aguinaldos, los delincuentes parecen no frenarse.

Norman Solís, de 26 años, agente vendedor de recargas para telefonía celular, fue víctima de la delincuencia al transitar de la entrada a la colonia Unidad de Propósitos, dos cuadras al lago, en la moto Génesis azul, placa M-42925.

Dos sujetos a bordo de una moto le interceptaron el paso a Solís y le exigieron que les entregara el dinero que había recolectado de las ventas.

Afortunadamente el joven minutos antes había depositado el dinero en una institución bancaria, lo que hizo del asalto una maniobra infructuosa.

Amenazas

“Los sujetos portaban una pistola, con la cual me golpearon en la parte trasera de la cabeza, y no contentos con haberme dejado mareado, me golpearon en el tórax", relató la víctima.

Los paramédicos de Cruz Roja determinaron que tenía trauma cerrado de tórax, por lo que fue trasladado a una clínica previsional.

Solís no avisó a sus familiares porque su esposa estaba en el hospital cuidando a su hijo que se encuentra enfermo.

"¡Perdete de aquí, si no querés que te balee!" dijo uno de los asaltantes