•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aún se desconoce el móvil y quiénes fueron los que descargaron un arma en la humanidad de William José Calero Jiménez, de 43 años, cuyo cuerpo quedó inerte en una de las calles del reparto San Juan, en Managua.

El asesinato ocurrió del Gimnasio Hércules, media cuadra al norte, el lunes a eso de las 6:45 pm, cuando la víctima circulaba a bordo de su motocicleta y, según testigos, una pareja a bordo de otra moto le daban persecución.

“El muchacho (Calero) al ver que los tipos lo perseguían, optó por dejar tirada su moto y salió corriendo, pero los sujetos lo siguieron y lo acribillaron, quedando su cuerpo a una cuadra de donde dejó la moto”, dijo el testigo, quien por temor pidió el anonimato.

 ¿Por robarle?

“No sabemos si fue por robarle o qué, pero los tipos (pistoleros) solo se le llevaron los zapatos, aunque dejaron la moto, que considero tiene más valor que el botín que se llevaron”, dijo una pobladora de la zona.

“En este reparto son frecuentes los asaltos y robos de sujetos a bordo de motocicleta, pero nunca habían matado a alguien, por lo que pedimos a la Policía que patrulle más en estas calles, más en este mes de diciembre”, manifestó otra de las moradoras.

Aunque paramédicos de los Bomberos y de Cruz Roja llegaron al lugar para brindar ayuda a Calero, ya no había nada que hacer, porque había expirado.

Pérdida de sangre

“Posiblemente la víctima murió instantáneamente por la pérdida de sangre; tenía varios impactos de bala en el tórax, abdomen y pierna”, dijo el paramédico de Cruz Roja.

Agentes del Distrito I de Policía llegaron a la escena del crimen y recogieron al menos 12 casquillos, seis de los cuales impactaron en la humanidad de Calero.

Las autoridades de este Distrito policial argumentaron que el caso lo está investigando la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, debido a las circunstancias que los llevan a presumir que se trate de un ajuste de cuentas.

Los familiares de Calero no quisieron brindar información al respecto, dijeron desconocer si este había recibido amenazas de muerte.

Hasta el momento no hay detenidos por este crimen, la Policía tampoco ha dado versión oficial de los hechos, pero se conoció que se auxiliarán de las cámaras de seguridad que hay en el sector donde ocurrió el hecho.