•  |
  •  |

Después de 16 días de “batalla”, Perla Alejandra Molina Martínez, de 14 años, se rindió a la muerte en el Hospital Antonio Lenín Fonseca, adonde llegó después de recibir un impacto de bala en el cráneo, en el barrio “Jorge Dimitrov”, donde dos pandillas se enfrentaban con armas artesanales sin reparar en el daño que podían causar a los inocentes.

“Yo se lo dejo todo a Dios”, dijo desconsolada Perla Martínez, de 39 años, quien este miércoles a las 3:00 pm le dio el último adiós a su hija en el Cementerio Milagro de Dios.

La jovencita se estaba preparando para celebrar en enero de 2015 sus quince años y retomar sus estudios en el colegio “Camilo Zapata”, donde cursó primero y segundo año de secundaria con buen suceso, porque siempre estuvo en el cuadro de honor por excelencia académica.

El día de los hechos, la adolescente salió de su casa para ir a comprar una gaseosa en una pulpería, pero en una de las calles del barrio, dos pandillas se estaban enfrentando con armas hechizas, y la hirieron, quedando en estado crítico. Desde que llegó al hospital, los médicos se reservaron el pronóstico e hicieron todo lo que pudieron.

“BARRIO EN CONTROL”

Este es el segundo homicidio cometido por pandilleros en el “Dimitrov”, porque el pasado fin de semana expiró otro herido de bala, sin embargo, el comisionado Orlando Arévalo, jefe de la Subde-legación de Policía del barrio, indicó que no se puede interpretar estos dos hechos como un repunte de la violencia en el lugar, sino que “son hechos aislados” derivados de renci-llas entre grupos rivales.

“Son remanentes de esos grupos rivales que han tenido problemas”, agregó, no obs-tante indicó que ya están desarrollando acciones preventivas con la Dirección de Asuntos Juveniles y grupos religiosos para impartir a los jóvenes, charlas, presentarles películas cristianas y aumentar la presencia policial en el lugar, para reducir los enfrentamientos entre los grupos juveniles.

Finalmente Arévalo comentó que el “barrio está en control”, y prueba de ello es que hay dos sospechosos capturados por el homicidio de Perla Alejandra Molina.

22 JÓVENES son los que están causando problemas en el “Dimitrov”.