•   Matagalpa y Chinandega  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El impacto que María Concepción Hernández, de 24 años, sufrió al ser arrollada por una camioneta sobre el kilómetro 47 de la Carretera Nueva a León fue tan grande que le arrebató de los brazos a su hijo, Bryan Rafael Hernández, de dos años, cuyo cuerpecito "voló" y quedó destrozado lejos del de su madre, que yacía a un lado de la vía.

La tragedia ocurrió ayer en la tarde, cuando la joven que cargaba a su hijo intentó cruzar la calle para tomar un bus y acudir a un culto en Nagarote; sin embargo, una camioneta rentada color gris, sin placa, conducida por Cristóbal Reynaldo Tórrez Lumbí, la atropelló sin que hasta ahora se sepa la causa. Según el subcomisionado Carlos Escoto, en declaraciones a Radio Ya, la Policía está investigando el caso.

[Te interesa: 11 accidentes de tránsito a diario en Managua]

Producto del impacto, la camioneta que aparentemente iba de Managua a León se salió de la carretera y tuvo daños materiales. En tanto, que el conductor y su acompañante, Francisco Valentín Caballero, resultaron lesionados y fueron trasladados a un hospital de León.

La víctima vivía y cuidaba la finca Los Ríos, en Nagarote, según informaron sus familiares, quienes explicaron que ellos pasarían trayendo a la mujer y al niño para ir al culto, pero estos se adelantaron.

UNO TRAS OTRO

Por otro lado, la falta de cortesía y hacer malas maniobras al conducir dejaron dos fallecidos más en Matagalpa y Chinandega, siendo las víctimas un anciano y un joven.

Natividad de Jesús Granado Ponce, de 68 años, y César Exequiel Sáenz Escobar, de 20, son otras víctimas de accidentes.

Granados se dirigía a una purísima en Matagalpa, cuando fue atropellado por el jeep placa MT20962, que era conducido por Yarin Nolasco Montenegro Gallego. Este, según la Policía de Seguridad de Tránsito, zigzagueó sobre la vía y provocó la tragedia.

En tanto, César Exequiel

Sáenz Escobar, originario de la ciudad de El Viejo, falleció en la madrugada del sábado pasado debido a un trauma craneoencefálico severo, convirtiéndose así en la víctima número 61 por accidentes de tránsito en Chinandega.

El joven circulaba en una motocicleta montañera sin placa, en el kilómetro 136 de la carretera Chinandega-El Viejo, cuando giró a la izquierda e invadió el carril contrario. Fue así que colisionó al automóvil Toyota, matrícula CH09150, que era conducido por Eduardo José López Castillo, de 41 años.

Estas víctimas ya reposan en los cementerios de sus tierras natales.