•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Le llueve sobre mojado a la familia Alemán-Pérez, habitantes del barrio capitalino “René Cisneros”. Primero, un motociclista se enreda con unos cables del tendido eléctrico que estaban sobre la vía y, al caer, lesiona a don Lázaro de Jesús Alemán Cruz; esos mismos cables ocasionaron un incendio que, en minutos, consumió la vivienda del lesionado.

“¡Salgan, salgan, que la casa se está quemando!”, gritaba Augusto Alemán, de 35 años, quien alertó a los ocho miembros de la familia, entre ellos tres menores de edad, que estaban dentro de las dos viviendas ubicadas en el mismo terreno.

“Yo estaba lavando, cuando escuché a mi hijo, y a los pocos minutos el fuego consumió todo”, relató entre lágrimas doña Luz Marina Pérez Huembes, de 59 años, quien sostenía entre sus manos un chompipe, el que pensaban degustar la noche de fin de año.

Pérez es esposa de don Lázaro, quien por más de 30 años se desempeñó como pastor evangélico de la iglesia Tabernáculo de Agua Viva, pero hace seis años le dio derrame y dejó de ser guía espiritual.

Resguardo

El motociclista --a quien los vecinos señalan de ocasionar el incendio-- es José Ernesto Bermúdez Gutiérrez, de 22 años, quien fue resguardado por agentes del Distrito III de Policía, ya que vecinos y familiares de don Lázaro lo golpearon al señalarlo como causante de la desgracia.

“El joven Bermúdez iba a bordo de la moto Bajaj azul placa M-82339, asegura que iba buscando una dirección y no se fijó que el cable estaba sobre la vía. Esto es un caso fortuito, nadie quiere hacer daño a nadie, torcidamente sucedió la desgracia del incendio”, manifestó el comisionado Leónidas Roque, II jefe del Distrito III de Policía.

“Los cabes desde tempranas horas estaban haciendo mal contacto, se llamó a la empresa distribuidora de electricidad y nunca vinieron, hasta que ocurrió la tragedia y quedamos solo con lo que llevábamos puesto”, manifestó Augusto Alemán.