elnuevodiario.com.ni
  •   Los Ángeles, California, EU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La familia de la mujer que falleció por un disparo de su hijo de dos años manifestó este miércoles su conmoción por el "terrible" accidente, que hizo resurgir el debate sobre las medidas para proteger a los menores de las armas en Estados Unidos.

Veronica J. Rutledge, una investigadora de física nuclear de 29 años, recibió el impacto de bala el martes cuando estaba comprando junto a su hijo y tres sobrinas en un supermercado de la cadena Walmart en la localidad de Hayden, en Idaho (noroeste).

El menor logró alcanzar el bolso de su madre diseñado especialmente para portar armas ocultas, que le había regalado su marido por Navidad, informaron familiares a la prensa local.

El suegro de la víctima, Terry Rutledge, dijo al diario Washington Post que se trata de "un accidente terrible, terrible".

"Un niño de dos años curioso agarra un bolso, abre la cremallera, encuentra el arma y dispara a su madre en la cabeza", contó sobre el incidente.

El viudo no sabe cómo explicar a su hijo lo sucedido, de acuerdo con Terry Rutledge. "Tiene que decirle por qué su madre no vuelve a casa", señaló.

"Y más adelante, cuando (el niño) haga más preguntas, tendrá que volverle a explicar lo que pasó. Tendremos que revivir esto varias veces", apuntó.

Veronica Rutledge trabajaba en el Laboratorio Nacional de Idaho, financiado por el gobierno, y era coautora de varias publicaciones.

Ella y su esposo, que se casaron en 2009, eran amantes de las armas, pasaban mucho tiempo en campos y galerías de tiro y también disfrutaban cazando.