•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un menor de ocho años pereció al intentar cruzar la vía en el kilómetro 25 de la Carretera Nueva a León y desafortunadamente dos vehículos lo atropellaron.

La desgracia ocurrió ayer a eso de las 11:45 de la mañana, cuando el menor Eliecer Josué Petín Valdivia, de ocho años, quien según testigos, estaba jugando futbol y pretendía cruzar la vía para pedir agua en una casa vecina.

La víctima resultó con trauma craneoencefálico severo, fue trasladado de inmediato al Centro de Salud de Mateare y luego remitido al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, donde se le practicó una tomografía axial computarizada.

Paro cardíaco

Los galenos se preparaban para remitirlo al Hospital Infantil “Manuel de Jesús Rivera”, La Mascota, para conectarlo a un ventilador artificial; sin embargo, lamentablemente sufrió tres paros cardíacos, afirmaron los médicos de turno a una radio local.

Según relato de testigos, el menor primero fue atropellado por el vehículo Hyundai color bronce M208532, que era conducido por Javier Bendaña Valdizón, quien fue detenido en Nagarote.

Y a los pocos minutos, aparentemente Norberto Gutiérrez conducía a exceso de velocidad el microbús placa CH-131 y, según los testigos, este hizo caso omiso a los avisos que daban.

"Le hacíamos señas y señas que se detuviera, porque el niño estaba tirado en el pavimento, pero el muy infeliz no hizo caso y le pasó encima”, dijo molesta doña Claudia Paniagua, que presenció la tragedia.

"No es la primera vez que le hemos solicitado a las autoridades competentes que coloquen reductores de velocidad, porque ya no se aguantan los vehículos que pasan como si esto fuera una pista de carrera", manifestó Carlos López, habitante de la zona.

Se desconoce que hacían los padres del menor, al momento de la desgracia.

La Policía de Mateare investiga las causas del accidente donde pereció el menor, quien habitaba a una cuadra del suceso.

Promotor de deporte fallece en accidente

Lésber Quintero

Rivas • Amílcar Paisano Gragea, de 64 años, uno de los impulsores del deporte de billar en Rivas, falleció este 1 de enero en un accidente en la pendiente Los Cerros, localizada entre el kilómetro 115 y 116 de la carretera hacia Tola. El billarista viajaba de Rivas a Tola en una motocicleta Génesis azul junto a su hijo Kenneth Paisano Leal, de 21 años.

"Mi papá perdió el control de la moto y caímos al pavimento. Él resultó con fracturas en las costillas que le perforaron el pulmón y el hígado. Aunque fue trasladado al hospital, falleció 12 horas después", relató el sobreviviente.

“Era un hombre entregado al deporte, un gran amigo y compañero el que inició a promover el juego de billar en Rivas, realizando campeonatos donde han salido buenos exponentes", dijo apesarado Otoniel Mora.