•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El colombiano Javier Darío Euscategui Collazos, sentenciado a 19 años de prisión por su involucramiento en el caso de narcotráfico conocido como Fariñas-Osuna, renunció al recurso de casación que presentó a su favor su abogado Roberto José Cruz.

Euscategui al renunciar a la casación, pide a los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, ordene su traslado a Colombia “con carácter de urgencia por razones humanitarias”.

Al renunciar al recurso de casación, Euscategui tendría que terminar de cumplir en Colombia la condena a 19 años de prisión que pende sobre él, por transporte internacional de estupefacientes y crimen organizado.

Inicialmente el reo sudamericano fue sentenciado a 27 años de prisión por los delitos antes mencionados, pero después, en la Sala Penal II del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, la sentencia de primera instancia fue reformada y reducida la condena a 19 años.

RAZONES DE SALUD

En el escrito presentado por su abogado y ratificado por él a viva voz en la Secretaría de la Sala Penal de la CSJ, Euscategui asegura que tomó la decisión de renunciar a la casación, para salvar su vida.

El reo, quien permanece recluido en las recién construidas celdas de alta seguridad en el penal de Tipitapa, se queja de la falta de atención médica, de alimentación adecuada e insalubridad en el reclusorio.

Euscategui al renunciar a la casación, expresa que el médico que lo atiende en el penal le ha dicho que debe aprender a convivir con su enfermedad, porque en el penal no existen medicamentos para tratarle su mal.

Al final del extenso escrito, Euscategui denuncia supuesto maltrato para los reos que permanecen en las galerías de alta seguridad, al afirmar que hace 10 días cuando fumigaron las celdas, lo hicieron permaneciendo ellos dentro y no les fue permitido salir a tomar aire, teniendo que respirar y aspirar los componentes químicos del veneno para los zancudos.