•  |
  •  |
  • Tomado del Diario Extra

La nicaragüense María Cristina Romero, de 63 años, perdió la vida al ser embestida por un carro en Matina, Limón.

La víctima estaba junto a su esposo Julio Espinoza, esperando el bus que los trasladaría a Nicaragua para asistir a la vela de un hermano, de pronto, un carro a exceso de velocidad los arrolló, dejando a la mujer tirada en la ronda y sin vida.

Abandonado

Testigos de lo ocurrido intentaron darle persecución al conductor del carro, pero este se dio a la fuga, dejando el automotor abandonado en el camino.

Otros conductores que transitaban por esa ruta dieron aviso a las autoridades, porque sospechan que el irresponsable conducía bajo los efectos del alcohol.

También informaron a los paramédicos de Cruz Roja, que llegaron al lugar para asistir a la víctima, pero comprobaron que ya no tenía signos vitales.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial se presentaron para levantar el cadáver y lo trasladaron al Complejo de Ciencias Forenses para realizarle la autopsia.

Lesionado

Espinoza, esposo de Romero, sufrió varios golpes, pero no requirió ser trasladado a un centro hospitalario, sin embargo no paraba de llorar al recordar que le había advertido a su cónyuge hacerse a la orilla, pero no lo escuchó.

“Íbamos para Nicaragua a la vela de un cuñado, el carro venía muy rápido, nos arrolló y se me llevó a mi doña”, declaró.

El caso quedó en investigación por parte de las autoridades, quienes se encuentran tras la pista del prófugo.