•   Corresponsal / Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El suboficial Javier Antonio Espinoza Lacayo, de 31 años, fue asesinado de cuatro impactos de bala la noche del 13 de enero en el sector de Loma de Miralagos, cuando se desplazaba a bordo de su motocicleta.

El cuerpo de Espinoza presentaba además de los impactos de bala, excoriaciones que sufrió al caer de su vehículo.

El agente del orden falleció instantáneamente producto del shock hipovolémico que le ocasionaron las heridas en el abdomen y tórax, según dijo el médico forense Luis Ocampo Jara.

En conferencia

Las autoridades policiales de Rivas no han dado versión oficial de los hechos, tampoco la oficina de Divulgación y Prensa de la institución en Managua, que señalaron lo harán a través de conferencia de prensa.

Al lugar de los hechos se presentaron peritos e investigadores de este departamento y de la Dirección de Auxilio Judicial de Policía, DAJ, de Managua.

El cuerpo del agente fue trasladado por la Policía al Instituto de Medicina Legal en la capital y los restos del suboficial descansarán en el cementerio de la comunidad El Menco, municipio de Buenos Aires, de donde era originario.

Cargo asignado

Patrulla • El suboficial Javier Antonio Espinoza Lacayo fue conductor del anterior jefe de la Policía de Rivas, comisionado mayor Sergio Gutiérrez.

Actualmente era conductor de patrulla en Buenos Aires y habitaba en el caserío El Pedernal, de la comunidad Indígena de Veracruz, donde convivía con la subinspectora Martha Ponce.

El crimen está bajo investigación.