•   Corresponsal / Chontales  |
  •  |
  •  |

Por reclamar un vuelto en la compra de 2 cervezas en un bar del municipio Villa Sandino, el ciudadano Juan Adolfo Guido fue golpeado y baleado, señalando como autor de los hechos al jefe del sector de la Policía, Alfredo del Carmen Franco Novoa.

El presunto agresor fue denunciado por abuso de autoridad ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos,

Cenidh.

Marina del Socorro y Odilia del Carmen Guido Reyes manifestaron que su hermano, Juan Adolfo, está en Cuidados Intensivos del Hospital Asunción, de Juigalpa, producto de los golpes.

En la columna

“El policía lo agarró, lo aventó y lo sacó para fuera, fue golpeado sin pedirle explicaciones y luego le disparó. Pido justicia por sus tres hijos menores…”, dijo Marina del Socorro.

El balazo que recibió Juan Adolfo fue a un lado de la columna y le afectó órganos importantes como el riñón, el hígado, el colon y los intestinos.

“El doctor dijo que si sobrevive, mi hermano quedará inválido", agregó la denunciante.

“Es preocupante que el uso excesivo de la fuerza o el abuso de autoridad esté causando alteraciones al orden público con lesiones graves o privación de la vida de los ciudadanos… creemos que Asuntos Internos tiene que hacer una investigaciones exhaustiva", señaló Báez.

El comisionado mayor Bayardo Rosales, jefe policial en Chontales, dijo que el hecho ocurrió, pero no como lo narraran las hermanas Guido.

Otra versión

“Efectivamente se dio el hecho…. la Policía interviene y le quitan un puñal (a Juan Adolfo), lo dejan que siga tomando en el bar, pero continuó alterando el orden público”, dijo Rosales.

“La Policía vuelve a llegar, lo agarra y lo trasladan a la delegación. En el traslado salen tres personas, una era su hermano y lesiona con un cuchillo, en la oreja, a un agente voluntario; en el forcejeo de querer desarmar al tipo, Franco hace el disparo y lamentablemente hiere a Guido", agregó el jefe policial.

El Cenidh interpondrá denuncia en Asuntos Internos de la Policía, para que se investigue a fondo el caso.