•  |
  •  |
  • END

EL VIEJO, CHINANDEGA
Freddy Omar Paz Solís, de 19 años, alias “El Puca”, oriundo del municipio de El Viejo, Chinandega, murió instantáneamente después de recibir un impacto de bala que le penetró en el costado derecho.

Tres desconocidos que se trasladaban a bordo de un taxi se detuvieron frente al Hotel San Marino, ubicado en la parte céntrica de esta localidad, y cometieron el crimen tras discutir con la víctima.

El incidente se registró a las 11:20 de la noche del lunes, cuando el muchacho, junto al adolescente de iniciales R.J.N., de 17 años, a bordo de una motocicleta, entraba al lugar, y fueron emboscados por el trío de antisociales que salía del mencionado hotel.

Los desconocidos consumieron licor en el Hotel San Marino, y al encontrarse con Paz Solís y su acompañante, discutieron acaloradamente. En el portón principal hay cuatro impactos de bala y varios refilones, en medio cayó “El Puca”, quien falleció mientras era trasladado hacia el Hospital España, de Chinandega.

Freddy Antonio Paz, padre del fallecido, dijo que estuvo con éste en su finca, y al regresar a su casa se encontró con un amigo, quien conducía un automóvil, y lo invitó a la novena de la Purísima Concepción de María en el barrio Esquipulas.

Añadió que enseguida los muchachos se dirigieron al Hotel San Marino, donde cenaban tranquilamente, cuando el adolescente solicitó a Freddy Omar que fueran a dejar a su padre, que estaba en estado de ebriedad, a bordo de un jeep Was, y que luego regresaron en una motocicleta.

“Cuando iban entrando en la motocicleta, un taxi viene saliendo con los desconocidos que estaban ebrios y casi atropellan a los muchachos. Ahí fueron los balazos al portón, donde se refugió mi hijo, pero de todos modos le dieron el balazo”, refiere el desconsolado padre, quien añadió que el adolescente, en un vehículo, siguió a los matones, con tan mala suerte que se le cayó el arma de fuego que había sido abandonada por los autores.

Jackson Gabriel Paz Solís, de 24 años, hermano mayor de la víctima, dijo que estaba en el fatídico sitio cuando escuchó varias detonaciones, por lo que se lanzó al suelo.

El forense Róger Pereira Umaña extrajo del cadáver el proyectil que penetró en el lado izquierdo, el que perforó ambos pulmones y laceró arterias del tórax. “Presentó hemorragia severa, que le provocó el deceso”, expresó el médico.

El subcomisionado Alí Espinoza, jefe de la Policía de El Viejo, informó que encontraron dos casquillos de arma corta y un proyectil en el lugar, los que enviaron al Laboratorio Regional de Criminalística, y las investigaciones “van por buen camino”.

Varios feligreses se quejaron del Hotel San Marino, ubicado a cuadra y media de la casa cural de la Basílica Menor de El Viejo, el cual presuntamente funciona como un centro de vicios, por lo que exigieron a la Policía adoptar medidas de control.