•  |
  •  |
  • Tomado De La Nación

La autopsia realizada al pequeño de dos años, quien falleció este lunes en Los Chiles (Alajuela) a causa de maltratos por parte supuestamente del padrastro, reveló que el menor tenía varias agujas insertadas en el cuerpo y además fue abusado sexualmente.

La información la confirmó Gerald Campos, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y detalló que la causa de muerte fue por laceración del páncreas a causa de múltiples golpes.

Lo que concuerda con el testimonio de vecinos, quienes aseguran que el nicaragüense de apellido Icabalceta, padrastro del menor, lo golpeaba cada vez que este se orinaba.

Entre los alegatos está el de Sebastián Chavarría, peón agrícola que reside contiguo a la familia del menor.

“Cada vez que el niño se orinaba, el padrastro le pegaba con una faja; otras veces le daba golpes de puño. El bebé lo único que hacía era gritar: ‘¡no, no!’”, relató el lugareño, quien también contó su versión a los agentes del OIJ.

Agregó que, en una ocasión, durante la noche, el niño estaba vomitando y el padrastro también lo golpeó.

Justicia

Por la muerte del menor fueron detenidos, Icabalceta, quien laboraba en una plantación de naranjas, y la madre, una adolescente de 16 años, de apellido Mendoza, también nicaragüenses igual que el menor.

El martes, ambos sospechosos fueron entrevistados en la Fiscalía de Los Chiles, mientras una turba de lugareños pedía que soltaran al sujeto para “hacerle justicia” por su cuenta.

El Juzgado Penal de Los Chiles dictó cuatro meses de prisión preventiva para Icabalceta, quien fue acusado por el delito de homicidio calificado, mientras que la madre fue acusada en un Juzgado Penal Juvenil, donde la juez Lidianeth Sandí le decretó dos meses de prisión.

La alerta

Otra de las personas que pudo ver de cerca el trato que recibía la víctima fue la vecina Norma Laguna, quien dio aviso a la Policía.

La mujer narró que observó a la joven madre bañar al niño, este tenía moretones en su abdomen, espalda y frente.

“Ella (la madre) me dijo que siempre se cae. El niño estaba sin fuerzas. Difícilmente se sostenía en pie”, contó Laguna.

Mientras la vecina alertaba a la Policía, Icabalceta llegó a pedirle ayuda para que llamara a una ambulancia, porque el niño se había puesto mal.

Cuando los paramédicos llegaron al lugar, el pequeño no tenía signos vitales. La Cruz Roja lo trasladó al hospital de Los Chiles, donde los médicos confirmaron el deceso y las lesiones.

Laguna relató que el niño ahora fallecido le tenía miedo a Icabalceta y se evidenciaba al evitar estar cerca de él.

“En una ocasión escuche decir a la madre: ‘No le pegue más y no me pegue a mí”, señaló la vecina.

Los residentes coincidieron en que la pareja había llegado procedente de San Carlos, departamento Río San Juan de Nicaragua, y se relacionaban poco con los vecinos.

La pareja tiene un bebé de seis meses, quien quedó al cuidado del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).