Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Jinotega
En su casa, en compañía de su madre, cuatro niños y dos adolescentes, se encontraba el joven Léner Ulises Olivas, de 20 años, cuando fue ultimado de un balazo por un hombre que irrumpió en su morada para quitarle la vida.

El hecho sangriento ocurrió en la comarca Las Vegas, municipio de San Sebastián, de Yalí, departamento de Jinotega, el pasado primero de diciembre a las once de la noche.

La subcomisionada Junieth Cano, portavoz de la Policía de Jinotega, informó que el crimen se produjo cuando el presunto autor, identificado como Julio César Altamirano, de 47 años, se presentó a la casa del joven en compañía de sus cuatro hijos, y sin mediar palabras hizo un disparo con el revólver que llevaba en la mano, el cual atinó en la parte izquierda del cuello de la víctima.

Olivas, por su estado de gravedad, fue llevado hasta el puesto de salud de la localidad, pero en el camino no resistió y falleció.

En las averiguaciones, la Policía determinó que el crimen responde a una “pasada de cuentas”, ya que Léner Ulises hacía diez días sostuvo una discusión en la vía pública con el presunto autor del crimen, igualmente con May-nor Altamirano, hijo de este último.

Lo anterior hace indicar que el crimen se produjo por venganza. El victimario aún no ha sido capturado, pues se dio a la fuga y es circulado por agentes del orden.