•  |
  •  |
  • END

Decapitado y macheteado en diversas partes del cuerpo fue encontrado el cuerpo de un joven, quien de acuerdo a las huellas encontradas en la escena del crimen, fue neutralizado salvajemente en un punto y ultimado a unos cincuenta metros de distancia.

La Policía de la Octava Delegación investiga el sangriento asesinato de Yáder Antonio Pinel Cerrato, de 25 años, alias “El Yanki”. El hallazgo del cuerpo ocurrió en un terreno baldío del barrio “Orontes Centeno”, del municipio de Tipitapa, donde el vecindario está horrorizado ante tal hecho de violencia.

La comisionada María Auxiliadora Ferrufino, jefa de dicha delegación policial, informó de forma preliminar que a través de una llamada telefónica los agentes del orden a su cargo se enteraron del suceso la madrugada del miércoles, por lo que fueron a verificar. Estando en el lugar se encontraron con la terrible escena.

Dos versiones, mismo origen
En ese momento se conocieron dos versiones del hecho. La primera, que se obtuvo en la investigación preliminar, es que el muchacho estuvo consumiendo licor con otros sujetos “de su misma calaña”, pero al calor de los tragos hubo una discusión y entonces ocurrió el crimen, pues “El Yanki” tenía antecedentes penales por robo en todas las modalidades y hasta por violación.

De esta hipótesis, la Policía de Tipitapa concluye que Pinel Cerrato pudo ser víctima de sus compinches, después de dar un “golpe” y aprovecharse para tomar más de lo que le correspondía del botín, por lo cual el móvil del crimen sería la venganza.

La otra versión que las autoridades recabaron fue que hace tres meses el infortunado salió del Sistema Penitenciario, donde pagó una pena de siete meses por un robo con intimidación, lo que indicaría que fue blanco de una “pasada de cuentas”.

“Estamos en un proceso de investigación. Hemos adelantado mucho en cuanto a las pruebas, la técnica canina hizo su trabajo y marcó. Tenemos a unos sospechosos detenidos, pero seguimos investigando”, comentó la comisionada Ferrufino.

El trabajo que realizó la Policía dio resultados casi inmediatos, ya que en los allanamientos ejecutados ayer por la mañana, en diferentes barrios de Tipitapa se logró capturar a un hombre identificado como Edmund o Eldmund Morales Rugama, de 25 años, alias “Macule”, a quien se le ocupó un machete, posible arma del crimen. Otra persona que está detenida fue identificada únicamente como “Memo Pelón”.

Don Mario José Morales, padre de Edmund, fue trasladado a la Octava Delegación para declarar, ya que él fue una de las personas que consumió licor con el fallecido y su hijo.