•  |
  •  |
  • END

LA TRINIDAD, ESTELÍ

Una fuerza especial operativa de la Policía esteliana investiga la identidad de la madre que lanzó, sobre la vía pública, el cadáver de una criatura de aproximadamente ocho meses de gestación, que estaba en lamentables condiciones.
El cuerpecito del bebé, del cual la Policía pudo determinar que era del sexo masculino, tenía un peso de dos mil quinientos gramos y 52 centímetros de longitud, o sea que estaba en condiciones para sobrevivir al venir al mundo.
De acuerdo con información brindada por la Policía esteliana, el bebecito estaba del Hospital General “Pedro Altamirano”, del municipio de La Trinidad, cien metros al sur, y a la orilla del kilómetro 123 de la vía Panamericana.
El mismo presenta la cabeza totalmente destrozada, por lo que ya no tenía masa encefálica, asimismo, tenía el cordón umbilical reventado.
Estas lesiones podrían ser indicativo de que el bebé fue lanzado sobre la vía y arrollado por algún vehículo, o bien que la madre, al verlo con vida después de inducirse el parto, lo mató a golpes.
La criatura fue enterrada en el cementerio municipal de La Trinidad, una vez que las autoridades competentes realizaron todos los análisis periciales correspondientes.
Los peritos y el médico forense se presentaron al lugar con las autoridades del Ministerio Público, a fin de llevar a cabo todo el proceso investigativo para esclarecer este delito que podría ser tipificado como aborto, parricidio o infanticidio.
Sobre este caso hay un mar de especulaciones en el municipio esteliano de La Trinidad.