•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El golpe que recibió en la cabeza el productor matagalpino Marcos Orozco, de 60 años, fue con el tubo de una coba, lo que le causó la muerte inmediata, según el dictamen preliminar emitido por el Instituto de Medicina Legal, IML.

Orozco fue ultimado en el barrio capitalino “Israel Galeano”, la madrugada del 15 de febrero, cuando compartía una mesa de tragos con su compañera de vida Fátima López y un par de mujeres, que hasta el momento la Policía del Distrito VII desconoce la identidad de estas últimas.

Hemorragia interna

El doctor Julio Espinoza, subdirector del IML, dijo que el golpe mortal que recibió Orozco causó trauma craneal severo, lo que desencadenó en hemorragia interna.

Las principales sospechosas del crimen son las dos mujeres que llegaron a visitar a la pareja la noche del 14 de febrero.

Entre las evidencias recolectadas por la Policía está el tubo de la coba, un garrote con manchas de sangre, con el que presuntamente fue agredida López, quien esta hospitalizada.

“Se van a hacer pruebas de ADN en las manchas hemáticas encontradas en el trozo de madera, para determinar a quién pertenece la sangre”, explicó Espinoza.

Las autoridades le practicaron a las víctimas exámenes de toxicología para determinar la cantidad de alcohol que tenían en la sangre al momento de ser agredidos.

Hasta el lunes por la tarde, la Policía determinó que hubo trifulca en la casa de López, pero antes las víctimas estuvieron con las sospechosas divirtiéndose en dos centros nocturnos.

*Con la colaboración de Carlos Romero.