•  |
  •  |
  • END

A juicio por “zapatazo” a Calzado Téllez
El juez Quinto Penal de Audiencias, Julio César Arias, admitió las pruebas que la Fiscalía presentó para acreditar que supuestamente Bayardo José Hernández Flores, de 25 años, “dio el zapatazo” a la empresa “Calzado Téllez”, representada en juicio por doña Elizabeth Sequeira Díaz, quien denunció que el joven fue ejecutivo de ventas por dos años, desde 2005 hasta el 11 de julio de 2007, cuando dejó de trabajar sin dar explicaciones.
Según la Fiscalía, por el grado de confianza, al joven la empresa le entregaba calzado para que lo distribuyera en el norte de Nicaragua, pero aparentemente se apoderó de 98 mil 179 córdobas del dinero que los clientes le entregaban para cubrir sus créditos.
El Ministerio Público dice en la acusación que el joven entregaba la factura original al cliente por el dinero que entregaba, pero en la copia que entregaba a la contabilidad de la empresa, reportaba menos dinero del que en realidad recibía, para quedarse con la diferencia, y sólo fue descubierto el 11 de julio, cuando por el mal clima se accidentó en el kilómetro 215 de la Carretera Totogalpa-Madriz y dio por desaparecido todo el efectivo que cargaba.
El juicio por hurto con abuso de confianza está programado para el 24 de enero de 2008. El joven, que es inocente hasta que no se diga lo contrario, está bajo medidas alternas a la prisión.
¡Qué salado!
“Salado” está Darling Dimitrov Viales Castro, de 34 años, porque después de andar “tranquilo” cuatro años, fue capturado en plena “Gritería” y puesto a la orden de la juez Octavo Penal de Audiencias, para que responda por el hurto de una batería de carro de 60 amperios, valorada en 904 córdobas, delito que habría cometido el 28 de noviembre de 2003.
La acusación explica que Francisco Mayorga, de 27 años, dejó estacionado su vehículo placas 039-975 cerca del parque de Monseñor Lezcano, en la noche, pero al siguiente día descubrió que el acusado le abrió la coraza y le sustrajo la batería.
La acusación fue interpuesta el 29 de enero de 2004, pero hasta ahora se le hizo audiencia al capturado, que recuperó su libertad y tiene que presentarse a la segunda audiencia programada para el 19 de diciembre.
Fallo al anochecer por asesinato atroz
Domingo Suárez, abogado defensor de Freddy Martín Zapata Calero, de 31 años, quien está acusado por el atroz asesinato de Wilfredo Mendoza Fornos, de 40 años, dejó sentada en acta su protesta porque según él, el juez Séptimo Penal de Juicio de Managua, Octavio Rothschuh, no lo escuchó antes de “botar” casi todas las pruebas con las que pretendía demostrar la no culpabilidad de su patrocinado, que al cierre de esta edición ayer en la noche, esperaba fallo.
El juez aclaró que no mandó a oír al abogado porque rechazó la solicitud de la fiscal Fabiola Mendoza, quien a medio juicio quería que se realizara una audiencia preparatoria de juicio bajo el supuesto de que el documento donde el Ministerio Público pidió tal diligencia se había extraviado, pero a última hora apareció, argumento que el judicial no aceptó.
No obstante, de oficio Rothschuh excluyó toda la prueba documental de la defensa porque no explicó qué iba a probar con ella, además “botó” la testifical de la ex fiscal Sobeida Manzanares, porque ésta no podía ser testigo de descargo y a la vez ser acusadora particular, pero sí permitió que declararan otros testigos que dijeron a favor del imputado que el doce de febrero de este año, no tenía el aspecto de haber asesinado a nadie atrozmente, porque andaba tranquilo.
También la defensa llevó a juicio a un especialista en armas para acreditar que el arma que encontraron enterrada debajo de la cama de su cliente, estaba en mal estado técnico.
El crimen que le achacan a Zapata ocurrió el doce de febrero en la comarca Samaria, en Villa El Carmen, cuando presuntamente Zapata sacó su arma y le propinó cuatro balazos a la víctima, luego le propinó machetazos en la mano, brazo y antebrazo derecho, tórax, cuello, rostro y cráneo.
A juicio por violar a su propia madre
La Defensoría Pública se hizo cargo este martes de la defensa de Edwin Esteban Morales Flores, quien el 17 de enero de 2008 enfrentará juicio oral y público en el Juzgado Tercero Penal de Juicio por la supuesta autoría del delito de violación en perjuicio de su propia madre, una mujer de 52 años, cuyo testimonio fue ofrecido como principal prueba de cargo para acreditar que la madrugada del 23 de noviembre, en el barrio Acahualinca, su hijo llegó a su cuarto totalmente desnudo y con un machete, el cual le colocó en el cuello, luego la violentó sexualmente, pese a sus ruegos.
El imputado quedó en prisión porque no hubo ninguna oposición a la imposición de la medida que la fiscal Jeanett Canelo solicitó.