•  |
  •  |
  • END

La Fiscalía sólo acusó a una de las cuatro personas que la Policía presentó como miembros de la banda “Violeta”, tras el homicidio de Benito Ricardo Rivera Rocha, de 54 años, quien perdió la vida el dos de diciembre, cuando intentaba frustrar el robo de un televisor.

La juez Sexto Penal de Audiencias, Gertrudis Arias, admitió la acusación contra Álvaro José Espinoza, de 21 años, le decretó la prisión preventiva y le programó la audiencia inicial para el once de diciembre. Otros tres sospechosos fueron liberados, a falta de pruebas.

Según la acusación que la fiscal Lucía Sandoval presentó este viernes, Espinoza llegó a la casa de la víctima el dos de diciembre, junto a unos desconocidos; luego forzaron los candados del portón principal y la puerta de la vivienda. Entraron y se llevaron un televisor de catorce pulgadas que estaba en la sala.

La víctima, que se encontraba dormida, despertó al oír los gritos de su hija, Darling Rivera, quien al igual que su marido, abrió los ojos al escuchar a los asaltantes dentro de su cuarto.

Cuando don Benito, con un hacha en la mano, fue a ver lo que ocurría, el acusado disparó contra una viga del techo; pero luego, cuando vio que el dueño de la vivienda huía, supuestamente lo mató por la espalda. Además de los cargos por robo y homicidio, Espinoza enfrenta una segunda acusación en el Juzgado Décimo Penal de Audiencias, por el robo con intimidación de un celular, propiedad de Odel Francisco Guerrero.

Por este caso, el sospechoso tiene medidas alternas a la prisión y deberá presentarse ante el juez Carlos Solís el próximo martes para la audiencia inicial.