•  |
  •  |
  • END

Máximo Rugama, corresponsal de EL NUEVO DIARIO en Estelí, fue víctima ayer de una salvaje golpiza por parte de dos sujetos, quienes lo agredieron cuando daba cobertura al accidente de tránsito donde perdió la vida Francisco Valdivia.

Doña Isabel Rivas Pérez explicó vía telefónica que Rugama se encuentra internado en el Hospital San Juan de Dios de Estelí, donde será sometido a una operación en el tabique nasal.

Rivas informó, además, que a su marido le van a hacer varios exámenes “porque los golpes fueron muy fuertes y los médicos quieren ver si hay más daños”.

La agresión tuvo lugar ayer a las 8: 30 de la mañana, en el sector conocido como “La Gavilana”, cuando Máximo Rugama estaba haciendo la foto del jeep que conducía Valdivia, y los hijos del finado aparentemente se le lanzaron encima sin mayores explicaciones y lo golpearon frente a los policías que estaban en el lugar, reveló doña Isabel.

El personal médico tuvo que estabilizar a Rugama, porque producto de la fractura nasal sufrió una hemorragia y no podía respirar, además, que por los nervios se le alteró la presión arterial.

Hay fotos de agresores
Doña Isabel Rivas explicó que la Policía se presentó al hospital para tomarle la declaración a Rugama, también incautaron el disquete donde el destacado periodista y profesor guardó las fotos digitales de sus agresores.

Elizabeth Cárcamo, periodista esteliana, informó que la Policía reveló preliminarmente que tienen detenido a Claudio Valdivia Flores, pero Máximo Rugama detalló que son dos los implicados en el delito.

Los miembros de la Unión de Periodistas de Nicaragua, filial Estelí, emitieron un pronunciamiento ayer, exigiendo a las autoridades correspondientes que castiguen con todo el peso de la ley a las dos personas que golpearon salvajemente al periodista Máximo Rugama, “ya que no podemos permitir que los periodistas nos volvamos el blanco de las actitudes negativas de los ciudadanos, cuando nuestra labor es una labor meramente social”.

“Como colegas y miembros agremiados en UPN, consideramos que en estos casos no cabe la mediación, y debemos sentar precedentes exigiendo justicia para todos los hombres y mujeres de prensa, a quienes además de truncarles la noble labor de informar, son víctimas de violencia”, agrega el comunicado donde la UPN-Estelí se solidariza con Máximo Rugama.

Doña Isabel Rivas también pidió que se haga justicia, que se castigue a los agresores de su marido, y que paguen su delito en la cárcel durante el tiempo que las autoridades determinen.