•  |
  •  |
  • END

Dos asesinatos a machetazos investigan las delegaciones policiales de los Distritos Uno y Cinco de Managua, crímenes que ocurrieron entre la madrugada y la mañana del domingo último.

El primer crimen ocurrió en el municipio de Ciudad Sandino, donde Samuel de Jesús García Soza, de 25 años, alias “Hueso o Quijada”, pereció a consecuencia de más de 10 machetazos que recibió en todo el cuerpo, pero uno de los filazos fue salvaje porque casi le cercenó uno de los brazos.

Además, la víctima recibió una estocada en la yugular y un disparo de arma de fuego, pero llegó aún con vida al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, los médicos hicieron lo imposible por salvarle la vida, pero expiró minutos después de su ingreso al centro asistencial.

El subcomisionado Carlos Espinoza, jefe de Auxilio Judicial de Ciudad Sandino, informó que hay dos hipótesis en torno a la muerte de Samuel García.

Robo de por medio
La primera es que la víctima supuestamente ejecutó un atraco con cuatro sujetos, quienes le habrían reclamado porque “se les fue arriba”, discutieron, lo llevaron a una parte oscura de la Zona Siete del municipio, y ahí acabaron con su vida.

La otra hipótesis indicaría que Samuel García fue víctima de la persona a la cual supuestamente le robó junto a los otros cuatro sujetos.

“Estamos investigando, tenemos buenas pistas y en las próximas horas ya tendremos esclarecido el caso porque se sabe que de por medio está un robo”, dijo el subcomisionado Espinoza.

Samuel García tenía antecedentes delictivos en el Distrito Uno de Policía por robos en las diferentes modalidades. Aunque se conoció que el infortunado habitaba en la Zona Tres, sus familiares manifestaron a EL NUEVO DIARIO, que ya no vivía en esa dirección y que no sabían nada de “Hueso o Quijada”.

Sangre entre hermanos
Otro hecho de sangre que empaña la celebración de la Concepción de María, se registró la mañana de este domingo en el barrio El Riguero, cuando un hombre en defensa de su hermano mató a otro a machetazos.

La víctima fue identificada como Lombardo José Hernández Salinas, de 45 años, quien estaba discutiendo con su hermano Bismarck Hernández Salinas y lo iba a agredir con un machete, cuando Francisco Hernández Salinas intervino en defensa de este último y provocó la muerte del agresor.