•  |
  •  |
  • END

Tres mujeres fueron detenidas y trasladadas al Distrito Tres de Policía, por el robo de 10 mil dólares, una computadora, cinco teléfonos celulares y otras pertenencias que cargaban dos hondureños.

El hecho ocurrió el pasado 20 de noviembre, pero la denuncia fue presentada por los afectados dos días después.

Los hondureños relataron que buscaron compañía femenina sobre la Carretera a Masaya, ellas los llevaron a un motel conocido como Colibrí, sobre la carretera vieja a León, ahí solicitaron varias botellas de licor y fueron las mujeres quienes les sirvieron el primer trago.

Después de eso no recuerdan nada de lo que ocurrió mas tarde, porque aseguran que cuando se despertaron estaban en paños menores, les faltaba el computador portátil, los 10 mil 440 dólares, una cámara fotográfica y un reloj con pulsera de titanio valorado en mil dólares.

Identificadas
El subcomisionado Danilo Obregón, jefe de Auxilio Judicial del Distrito Tres, relató que los hondureños lograron identificar a una de las mujeres por medio del álbum fotográfico.

“Entonces comenzamos a ubicarla hasta que logramos capturarla la noche de ayer”, precisó el jefe policial, quien identificó a las detenidas como Marlyng Yaosca Alvarado González, de 25 años, quien tiene como residencia una vivienda ubicada en barrio Quinta Nina, de donde fue la Pepsi, siete cuadras al norte.

Los hondureños describen que la otra persona implicada es alta, rubia y vestía blue jeans, pero la Policía presume que se trata de un travestido. Obregón aseguró que tienen a dos mujeres más detenidas, las que se identificaron como Ingrid Rizo, de 25 años, y Fátima del Socorro Sobalvarro Portocarrero, de 28.

Otro caso similar
Obregón explicó que en el Distrito policial también se encuentra una camioneta Land Cruiser, Prado, placas M 112623, que quedó abandonada en un centro nocturno.

El conductor de la camioneta está internado en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca” y no ha podido ser identificado.

Según el jefe policial, el conductor del vehículo corrió la misma suerte que los dos hondureños, porque fue encontrado sin cartera y sin documentos que lo identificaran, y con las bolsas de los pantalones por fuera.

Explicó que están buscando a varias trabajadoras sexuales que están usando la modalidad de dar sustancias alucinógenas a sus clientes para adormecerlos y lograr robarles sus pertenencias.