•  |
  •  |
  • END

El periodista Máximo Rugama Castillo, corresponsal de EL NUEVO DIARIO en Estelí, abandona el Hospital San Juan de Dios, de esa ciudad, después de ser dado de alta por los médicos, para que se recupere en su casa de las secuelas de la agresión brutal que sufriera por parte de los hermanos Claudio y Fredred Valdivia Flores. El juez Noel Velásquez resolvió darles libertad a los acusados, con algunas restricciones y la tutela de dos fiadores, pese al grado de violencia demostrado por ambos contra el hombre de prensa, lo cual ha causado rechazo entre el gremio periodístico a nivel nacional. El hecho violento se registró cuando Rugama daba cobertura al accidente automovilístico en el que perdió la vida el padre de los procesados. CORTESIA / END