•  |
  •  |
  • END

Dos jóvenes vidas se “apagaron” de forma accidental en el transcurso de la semana, según confirmaron autoridades y familiares dolientes.

La última de estas víctimas fue la adolescente Hazel Zepeda Mora, de 14 años, quien expiró la madrugada del viernes en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital “Lenín Fonseca”.

Mora fue embestida por una camioneta a la altura del kilómetro 41 de la carretera San Benito-Las Banderas, frente a la comunidad Las Canoas.

A consecuencia del impacto la menor sufrió trauma craneal severo que la mantuvo en coma hasta el momento de su deceso.

El accidente se produjo cuando la niña cruzaba la carretera de sur a norte y Damaris Fernández Velásquez conducía su camioneta, placas BO 0258, en dirección de este a oeste.

El subcomisionado Ezequiel Ellis Rubio, jefe de Tránsito de la Policía en Tipitapa, informó que los padres de la niña presentaron un escrito de disentimiento eximiendo de responsabilidad a Fernández.


Muere en el Aeropuerto
El otro joven que falleció en el transcurso de la semana fue José Ariel Delgado Hernández, quien cayó accidentalmente en un barranco en Bonanza, municipio de la Región Autónoma del Atlántico Norte.

Delgado, quien fue trasladado vía aérea desde aquella remota región del país hasta Managua, murió en el Aeropuerto Internacional, pese a que lo esperaba una ambulancia que lo transportaría al Hospital “Lenín Fonseca”.

Familiares de José Ariel Delgado dijeron que la caída accidental se produjo cuando la víctima perdió pie cuando platicaba con otro pariente.