•  |
  •  |
  • END

Un terrible accidente de tránsito dejó como resultado la muerte del ciclista Luis Alberto López Castro, de 35 años, quien quedó con la masa encefálica expuesta en el pavimento, al ser arrollado por las llantas traseras de un bus que cubre la ruta Managua-Los Brasiles, al mediodía de ayer, en el kilómetro 9 de la Carretera Nueva a León.

Las circunstancias en que ocurrió el trágico hecho son investigadas por oficiales de Tránsito de la Primera Delegación de Policía. El subcomisionado Iván Estrada, jefe de esa división policial, dijo que es prematuro decir si hubo o no imprudencia por parte del ciclista o del conductor del bus.

El conductor del bus amarillo, International, placas M 0183, identificado como José Luis Castañeda Pérez, de 23 años, quien para variar circulaba con boleta amarilla, declaró que el ciclista “se le metió” y no lo pudo esquivar, por lo que se dio la tragedia.

Sin embargo, la forma en que quedaron el cuerpo del fallecido y la bicicleta roja, partida en tres pedazos, y la ausencia del frenazo de las llantas indican que el busero iba a alta velocidad.

Algunos de los pasajeros del bus declararon que no vieron cómo sucedieron los hechos, sólo sintieron cuando las llantas pasaron sobre la humanidad de López, quien falleció de inmediato, según uno de los paramédicos de Cruz Roja Nicaragüense.

Otro testigo, que se identificó como Manuel, expresó que el conductor del bus golpeó al ciclista, éste cayó bajo la unidad y fue arrastrado por más de 10 metros.

Los datos de Castañeda iban a ser pasados por Archivo Nacional de Tránsito para conocer las infracciones que éste tiene como conductor. Además, el bus que conducía estaba en mal estado mecánico, según el Plan Cero Tolerancia, de la Policía Nacional, que exige las inspecciones mecánicas dos veces al año a las unidades de transporte colectivo, selectivo y de carga, y anual a los particulares.

Familiares de López no daban crédito a la escena triste y dolorosa, y no sabían cómo dar a la progenitora del joven la mala noticia. Luis Alberto López Castro trabajaba en la arenera y habitaba en Cuajachillo, donde será su funeral.

El fin de semana, a nivel nacional, siete personas perdieron la vida en accidentes de tránsito, debido, en su mayoría, a imprudencia peatonal y exceso de velocidad.