•  |
  •  |
  • END

Inconformes quedaron los familiares y allegados de la niña de seis años que en abril de 2008 fue supuestamente violada por su padrastro, un investigador de la Policía de Granada. El padre y los tíos de la niña dijeron lamentar profundamente la decisión del titular del Juzgado de Distrito Penal de Audiencias, Jaime Rizo Pereira, quien sólo le ordenó se presentara dos veces a la semana.

Lo contradictorio para Humberto Blanco, miembro de la Comisión Territorial contra el Abuso Sexual, es que pese a su decisión, el mismo juez estableció el viernes 19 de diciembre como nueva fecha para que el Ministerio Público presente, a través de la fiscal auxiliar Samia Aguirre Alarcón, las pruebas que sí demuestren la culpabilidad del acusado.

“Imaginate qué clase de barbaridad: le ordena que se presente a firmar dos veces a la semana, y después le informa a la fiscal que el próximo viernes debe presentar nuevos elementos de prueba. No hay nada más que demostrar, ya la niña le contó a su papá y a su maestra lo que ese hombre le hizo”, manifestó Blanco.

Por su parte, la fiscal auxiliar lamentó que el juez descalificara las pruebas presentadas por el Ministerio Público, ya que según él, no eran para suficientes para remitir la causa a juicio. “A nuestra consideración habían las pruebas suficientes, pero no lo permitió”, subrayó.

“Al juez de audiencias no le corresponde estar valorando pruebas, para eso hay un jurado y un juez de juicio. Descalificó los testimonios de tres psicólogas, el dictamen médico forense y las pruebas de las personas más allegadas a la niña que corroboraron el abuso”, refirió.

Otro de los señalamientos es que aparentemente la delegación del Ministerio de la Familia no ha querido separar a la niña de la casa donde se produjo la violación, aunque meses atrás emitió una resolución administrativa para que la víctima no estuviera con ninguno de sus padres, “pero no la ejecutó”.

END intentó conversar con el abogado defensor, César Picado, quien según versiones de los demandantes resultó ser el fiador del denunciado, pero no respondió a nuestra solicitud.

Obstaculizan labor periodística
Al concluir la audiencia inicial que por tácticas dilatorias se extendió desde la una de la tarde hasta las cinco, una cuñada del policía, identificada como Juana Sánchez, intentó obstaculizar la labor periodística de END y de otro medio de circulación nacional, lo que fue repudiado por todos los presentes.

Nota de la Redacción: El señor Humberto Blanco, de la Comisión Territorial contra el Abuso Sexual, se comunicó anoche con END para denunciar que nuestra corresponsal Ingrid Duarte, fue golpeada en el cuello por la señora Juana Sánchez, cuñada del policía acusado de violar a una niña de seis años.

Ingrid, dijo el señor Blanco, intentó conocer la versión de la familia del presunto agresor, y lo que obtuvo fue el golpe, ofensas y que le botaran su cámara fotográfica.