•  |
  •  |
  • END

Desatender las señales de tránsito y el exceso de velocidad son las principales causas de cuatro accidentes de tránsito que cobraron igual número de vidas entre el amanecer del lunes y la madrugada del martes, en distintos puntos de Managua.

Una de las víctimas es una joven que hasta ayer martes por la tarde estaba como desconocida en el Instituto de Medicina Legal, IML
El dolor y luto sobre las principales vías de la capital continuó a eso de las siete y media de la noche del lunes, cuando Juan José Briceño Quintanilla, de 68 años, fue mortalmente impactado por un vehículo cuando cruzaba la vía en el kilómetro 13 y medio de la Carretera Vieja Managua-León.

Briceño murió de forma instantánea al ser impactado con el automóvil Hyundai Atoz, blanco, placa M 03763, conducido por Emigdio Canales Sánchez.

A consecuencia del brutal impacto, una gorra que lucía el sexagenario quedó sobre el techo del automóvil que circulaba en dirección de oeste a este, en el carril derecho, en tanto la víctima intentaba cruzar de sur a norte.

Las autoridades de Tránsito de la Tercera Sección de Policía determinaron que la causa del accidente fue que el taxista Emigdio Canales desatendió las señales de tránsito.

Muere joven pasajera
En la madrugada del martes falleció de forma instantánea una joven, quien permanecía hasta el cierre de esta edición como desconocida. Es una muchacha de unos 22 años, de cabello largo, liso, de complexión recia, vestía pantalón corto tipo jeans y una blusa de tirantes.

La dama viajaba como pasajera en la motocicleta que conducía Marvin Pedro Ruiz, quien ahora está en el Hospital “Lenín Fonseca”. El fatal accidente aconteció a la altura del kilómetro ocho y medio de la Carretera Sur, cuando Ruiz perdió el control de la motocicleta y se subió al boulevard.

La tercera víctima por accidente de tránsito fue el obrero de la maquila Arnoldo Antonio Mora Lorente, de 26 años, quien expiró en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital “Lenín Fonseca”, la madrugada del lunes.

Mora también viajaba como pasajero en una motocicleta, la madrugada del pasado domingo, cuando él y el conductor fueron embestidos por un automóvil en los alrededores de la estatua de Monseñor Lezcano, en el barrio del mismo nombre. Este homicidio culposo podría quedar en la impunidad, porque hasta ayer las autoridades de la Estación Dos de Policía desconocían de la tragedia. A las tres víctimas antes mencionadas se suma el ciclista Alberto López Casco, de 35 años, quien pereció bajo las ruedas de un autobús al mediodía del martes a la altura del kilómetro nueve de la Carretera Nueva Managua-León.