Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

JUIGALPA, CHONTALES
Por supuestamente haber violado a sus dos hijastras, de 14 y 15 años, fue capturado por agentes de la Comisaría de la Mujer y la Niñez, el sujeto de iniciales C.J.H., quien desde hace tres años venía sometiendo a las adolescentes bajo amenazas de muerte.

La doble violación tenía como escenario la casa de las víctimas, ubicada en un barrio de Juigalpa, donde el supuesto mancillador aprovechaba cuando se quedaba solo con ellas. “Vamos a hacer el amor, y si ustedes le dicen a su mamá, las mato”. De esa manera el aberrado sexual lograba mantener en secreto su delito, creyendo que jamás las adolescentes se iban a despojar del miedo y lo denunciarían.

Y eso fue lo que ocurrió, porque las chavalas, un poco nerviosas, le solicitaron a su madre un momento para contarle el martirio que estaban viviendo a su corta edad.

La progenitora, al escuchar la narración de sus hijas, se quedó desconcertada y sin pensarla más denunció a su marido.

El caso fue instruido y posteriormente se hizo efectiva la captura de C.J.H., el que muy campantemente, al ver la patrulla policial, preguntó: ¿A quién buscan? Y al escuchar que la orden de arresto era para él, se declaró inocente del cargo que se le imputa.

El expediente fue remitido al Ministerio Público, y en nombre de las víctimas se interpuso formal acusación en el Juzgado de Distrito de Audiencia de Juigalpa, en contra de C.J.H., por la doble violación.