Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Violada por tres vías
Un total de 21 días de prisión tendrá que completar Rodolfo Iván Martínez Estrada, de 35 años, antes de que el juez Décimo Penal de Audiencias, Carlos Solís, decida el siete de enero de 2009 si lo remite a juicio o no por supuestamente haber violado por tres vías a una joven de 21 años, quien tuvo la desgracia de subir a su taxi, el pasado 14 de diciembre. Los hechos ocurrieron en Ciudad Sandino, cuando la joven paró un taxi verde, Nissan, placas M05285, frente a la sede policial, para que la llevara a su casa, en la Zona Siete, pero en el trayecto el supuesto taxista empezó a conducir a exceso de velocidad y se desvió de la ruta para entrar a un área deshabitada de la Zona Ocho. Ahí, aparentemente forcejeó con la dama, la obligó a pasarse al asiento trasero del vehículo y por la fuerza la obligó a hacerle sexo oral, después la penetró vaginalmente, y como la joven le propinó una patada e intentó huir, pero se cayó, el sospechoso la volvió a tomar por la fuerza y la amenazó con machetearla. Agrega la acusación que el imputado penetró a la joven oral, vaginal y analmente, después “la botó” cerca de la Casa del Adulto Mayor en Ciudad Sandino, en la Zona Ocho. Para sustentar el cargo de violación, la Fiscalía presentó el dictamen de la forense Mirna Rodríguez que señala que la joven presenta chupetes en el cuello, equimosis en los labios menores y fosa navicular de la vagina, laceraciones en la mucosa anal, moretones en el brazo izquierdo y chimones en muslo y rodilla derecha, signos de acceso carnal por la fuerza. La sicóloga de la Comisaría de la Mujer de Ciudad Sandino, Melba Moraga, también confirmó en su dictamen que la joven supuestamente violada sufre de estrés post traumático.

No culpable por muerte de cambista
No culpable fue declarado este miércoles en el Juzgado Sexto Penal de Juicio, Luis Iván Rodríguez Urbina, quien fue acusado por la supuesta coautoría del robo y muerte del cambista Edwin Domingo Rayo, quien pereció el dos de marzo de este año, en el Hospital “Lenín Fonseca”, después de que el 27 de febrero fuese baleado en la esquina opuesta al Jardín del Calzado, en el Mercado Oriental, sitio donde compraba y vendía dólares.

La fiscal Ana Elí Ordóñez explicó que los dos supuestos testigos claves dijeron ante la juez Ingrid Lazo que no estaban seguros de si el imputado era la persona que andaba con quien baleó al cambista, duda que favoreció al reo. Según la acusación, Rodríguez amenazó con arma al testigo que quiso auxiliar al cambista, y luego, cuando éste ya estaba herido en el suelo, lo despojó del canguro donde portaba 94 mil córdobas y 2,400 dólares, pero el Ministerio Público no pudo probar su hipótesis.