•   Managua  |
  •  |
  •  |

El protocolo de emergencia del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino se puso a prueba ayer, luego que el avión de línea Delta sobrevoló Managua por un lapso de entre 25 y 30 minutos por fallas técnicas.

“La aeronave declaró emergencia a las 9:38 a.m. porque tenía problemas para retractar el tren de aterrizaje, eso es algo normal, recién había despegado con destino a Atlanta”, dijo Mario Altamirano, director de navegación aérea del aeropuerto.

“Se hizo los procedimientos normales que están establecidos en la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). El capitán se contactó con la torre, se procedió  a quemar combustible sobrevolando para aterrizar. Las aeronaves siempre pasan un chequeo antes de despegar y ahorita se está haciendo un proceso de investigación”, agregó el funcionario.

Los pasajeros fueron trasladados a otro avión para continuar su viaje, según reportes de Aeronáutica Civil, este es el primer caso de emergencia que ocurre en lo que va del año.

El capitán Carlos Salazar, director de Aeronáutica, dijo que en el sistema de emergencia fue coordinado con los bomberos que están permanentemente en el aeropuerto, además se tenía lista la pista “Panchito”, ubicada en el municipio de San Francisco Libre, que está capacitada para el aterrizaje de vuelos internacionales.

Gasto de combustible

El Nuevo Diario consultó a un piloto retirado y señaló que, sí la aeronave hubiera continuado su viaje, lo que ocurriría es que el vuelo hubiera sido más lento y un gasto excesivo de combustible.

“Debido a que el tren de arranque le quita resistencia al avance y se desliza más lento, además el motor tiene que trabajar más y eso genera más gasto de combustible”, dijo el especialista, quien prefirió no identificarse.

“Pero si hubiera ocurrido que el tren de aterrizaje no se abre, ahí si hay problema grave, ya que al aterrizar sería de golpe y el arrastre provoca chispas debido a las fricciones y hasta se puede originar una explosión”, agregó el piloto retirado.

Zonas aledañas

Sin embargo la peligrosidad está latente, debido a que la ciudad se “ha comido” la zona aledaña que antes estaba despoblada, según el arquitecto urbanístico Orlando Rodríguez.

“Los aeropuertos están ubicados en la periferia de la ciudad y retirado de las aéreas urbanas por el peligro de un aterrizaje forzoso y poder evitar una tragedia mayor, pero casi en el 90% de los aeropuertos internacionales ocurre lo mismo que aquí, la ciudad lo ha abarcado”, dijo Rodríguez.

Aunque existe una restricción aérea, que regula la altura de los edificios, “para que los aviones tengan un espacio adecuado en lo que se llama la trayectoria del cono de aproximación a la pista de aterrizaje”, comentó Altamirano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus