•   Nueva Delhi, India  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una mujer mató a sus tres hijas y luego intentó suicidarse porque estaba deprimida al no haber podido gestar a un varón, en una sociedad, la India, en la que es notoria la preferencia por los niños, informaron hoy los medios locales.

La madre, Radha Devi -de 27 años-, intentó suicidarse a última hora de la tarde de ayer en Nueva Delhi colgándose de un árbol, pero unos transeúntes la descubrieron y la rescataron con vida, afirmaron fuentes policiales a los medios locales Indian Express e IANS.

La Policía encontró a los pies del árbol en el que la mujer intentó suicidarse los cadáveres de sus tres hijas de 8 meses, 3 años y 8 años, las cuales habían sido estranguladas.

Antes de asesinar a las niñas, Devi llamó a su marido por teléfono para contarle sus intenciones, pero cuando la pareja llegó a la zona del suceso sus hijas estaban ya muertas, de acuerdo con la Policía.

La mujer se encontraba bajo tratamiento médico por depresión y ansiedad y narró a la policía en el hospital en el que se halla ingresada que no era feliz, al ser incapaz de engendrar a un hijo varón.

Preferencia

En la India la preferencia por el niño se debe a que el hijo perpetúa el linaje, hereda la propiedad y cuida de sus padres en la vejez, mientras que, en el caso de las niñas, los progenitores deben pagar una cuantiosa dote a la familia del novio.

Como causa de ese factor cultural, en el gigante asiático se practican de manera ilegal abortos selectivos y feticidios femeninos.