•   Matagalpa  |
  •  |
  •  |

El desenterrar un supuesto tesoro, le costó la vida a tres personas en la finca El Aguacate, ubicada en la comarca Compasagua, municipio de Muy Muy; el  triple asesinato es investigado por la Policía.

Las víctimas fueron identificadas como Leonardo Bello Pérez, de 65  años; su hija Élida del Carmen Pérez Dávila, de 24, y su yerno Arlen Ochoa de 28, quienes habían salido con piocha y palas en manos para  desenterrar la supuesta fortuna, pero al parecer fue un montaje de los asesinos.

Planificado

El o los asesinos ubicaron a sus víctimas a cierta distancia, de manera que no se comunicaran ni se ayudaran entre sí.

El cuerpo de Bello fue encontrado a orillas del hoyo que  escarbaba, mientras que el de Ochoa estaba a 80 metros de distancia y el de Pérez a unos 100 metros, aseguró la Policía.

Las víctimas presentaban un golpe en la cabeza, propinado con un pedazo de hierro,  según el forense.

En el pecho de Pérez, la Policía encontró un escrito del que hacen suponer que fue la víctima el que lo escribió y culpan a tres sujetos desconocidos.

En las investigaciones preliminares se determinó que Bello recién había vendido una parcela de tierra en US$21,000, por lo que presumen que el móvil del crimen fue el robo del dinero.

La familia doliente asegura que las víctimas fueron influenciadas por otras personas que les manifestaron sobre “los tesoros enterrados”.

“Estamos investigando, no podemos adelantar nada”, dijo un oficial de la Policía de Matagalpa a los medios de comunicación.