Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

La crueldad de la delincuencia parece no tener límites, y víctima de esto fueron la doctora Lourdes Vado, su hija Gabriela Molina Vado, de 9 años, y su tía, Cándida Vado, quienes fueron baleadas por dos delincuentes.

Los maleantes dispararon contra la doctora Lourdes Vado porque se opuso a que le arrebataran su cartera, cuando estaba a pocos pasos de llegar a su casa en los alrededores del Seminario “La Purísima”.

La doctora Lourdes Vado recibió un impacto de bala en el tobillo izquierdo, cuando lanzó su cartera con intenciones que la misma cayera dentro de su casa.

Después uno de los ladrones le disparó a la niña Gabriela Molina, quien en ese momento se disponía a ir al encuentro de su progenitora. La menor fue baleada en la pierna derecha.

La tercera en ser “plomeada” por los malhechores que viajaban en una motocicleta roja, sin placas, fue Cándida Vado, quien salió en defensa de sus parientes blandiendo un machete.

Luego de balear a las tres mujeres, los pistoleros realizaron varias detonaciones apuntado de forma horizontal para impedir que alguien auxiliara a las personas heridas o tratara de perseguirlos.

La doctora Lourdes Vado dijo que afortunadamente los proyectiles sólo causaron lesiones superficiales a su hija, su tía y a ella, por lo que sólo tendrá que reposar 120 días por recomendación de los médicos que la atendieron.

Hasta el momento las autoridades policiales de la Estación Tres, no reportan detenidos por este acto criminal.