Orlando Barrios
  •  |
  •  |

Masaya/ Eduardo Estéfano Vega Flores, de 28 años, fue declarado culpable por el doble homicidio imprudente que costó la vida a los jóvenes Arelis Isabel Márquez Gutiérrez, de 17 años, e Isaac Cordero García, de 14 años, el pasado 10 de marzo en el kilómetro 28.5 de la carretera Managua-Masaya.

El titular del Juzgado Primero de lo Penal de Masaya programó la lectura de sentencia para este jueves 9 de abril, en horas del mediodía.

El día de los hechos las víctimas se ejercitaban a la orilla de la carretera e iban en compañía de sus progenitoras, cuando fueron embestidas por la camioneta blanca, placas 116-522, que conducía Vega, quien según investigaciones policiales se durmió al volante tras tres días consecutivos de labores.

En la acusación se detalla que las madres de los jóvenes, al observar el “chisperío”, corrieron para tratar de ayudar, desconociendo que eran sus hijos los heridos.

Martha Isabel Gutiérrez, mamá de Arelis, se acercó a ella y observó que aún respiraba, pero falleció camino al hospital “Humberto Alvarado”,  mientras que Cordero expiró ocho días después en el hospital “Antonio Lenín Fonseca”, en Managua.