Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA
Las autoridades están buscando en Managua a una banda de delincuentes armados de fusiles y escopetas, y vestidos con uniformes de la Policía, que el viernes intentaron asaltar a varios ciudadanos, a quienes atacaron a balazos, pero sólo pudieron robar un taxi que les sirvió para asaltar la sucursal de la Western Union, de Matagalpa.

Los tres armados, primero, detuvieron a punta de disparos la camioneta gris placa 100-396, conducida por el ciudadano Renato Antonio Rodríguez, de 44 años, quien venía del municipio de Río Blanco en compañía de Adolfo Orozco y del menor Francisco Orozco, pero al llegar al puente de Paso Real, fueron sorprendidos por los tres delincuentes que los obligaron a detenerse a punta de balazos.

Los delincuentes se identificaron como agentes antinarcóticos, y explicaron que estaban haciendo un operativo, pero rápidamente despojaron al conductor de 450 dólares y de la camioneta, en ese momento se acercaron unos motociclistas, y los delincuentes les empezaron a disparar, por lo que los ocupantes de la moto salieron corriendo y dejaron tirado su vehículo en la carretera.

Los ocupantes de la moto fueron identificados como Denis Rafael Talavera Peralta y José Guzmán Taleno, quien al caer de la moto resultó con una pierna fracturada, pero logró escapar. Cuando los delincuentes se marcharon, ellos regresaron y recuperaron su vehículo.

También robaron camioneta
Otra víctima de los mismos delincuentes fue el taxista Levin José Torres, quien conducía el taxi placas BO 032, de Boaco a Río Blanco, con dos ciudadanos que todos los viernes viajan a ese municipio a comprar queso.

El taxista dijo a la Policía que al ver a la moto en el suelo y a los sujetos armados, hizo un giro de 180 grados y salió a toda velocidad, pero los delincuentes comenzaron a dispararle. Dos proyectiles impactaron en el vidrio delantero y otros dos en el trasero.

Torres también logró escapar de los antisociales junto a sus pasajeros, pero tuvieron que dejar el taxi y salir corriendo por unos predios montosos.

Al ver que su plan de pasar una Navidad feliz con dinero ajeno se les había venido al suelo, los delincuentes se llevaron la camioneta de Renato Rodríguez con dirección a Río Blanco, y luego la abandonaron en la comarca La Ponzoña.

Las primeras investigaciones realizadas por la Policía revelan que los delincuentes estaban esperando al taxista y a sus pasajeros, a quienes aparentemente ya tenían controlados, porque todos los viernes pasan a la misma hora para ir a comprar queso. Hasta el momento se desconoce quiénes pudieron ser los autores del asalto frustrado, pero se continúa con las investigaciones.

El caso de la Western Union
Otro asalto se produjo el mismo día en el barrio San Luis, de Ciudad Darío, donde tres elementos armados de revólveres y cuchillo interceptaron al taxista José Alberto Torres, quien conducía el taxi placas MT 279, propiedad de Larry Omar Morales.

La Policía cree que este atraco fue cometido por la misma banda de los falsos policías.

Los delincuentes se llevaron el carro y dejaron botado al conductor en la entrada del municipio de Terrabona.

Los asaltantes posteriormente se dirigieron a la sucursal de la Western Unión, ubicada de la Shell Darío 3 cuadras al sur, ½ al este, donde intimidaron a los trabajadores y se llevaron 5 mil dólares en efectivo y 70 mil córdobas, luego enrumbaron a Managua.

La joven Maribel Urbina dijo a la Policía que los tres delincuentes entraron sorpresivamente al local, intimidando a los cinco trabajadores, luego sacaron el dinero de donde estaba guardo y se marcharon en el carro en el que habían llegado, el mismo que le habían robado a José Alberto Torres.

Hasta el momento se desconoce la identidad de los delincuentes, pero el vehículo fue encontrado abandonado en el kilómetro 51 de la Carretera Panamericana, por lo que se sospecha que los asaltantes sean originarios del municipio de Managua.